Cómo no crear personajes negros en una historia

Así que te decidiste por un personaje negro en tu novela/relato. Me parece excelente, significa que estás ampliado tu mente, dejando a un lado viejas excusas y dando paso a la diversidad. 

Sin embargo, aunque seas parte de esa nueva generación de escritores, no estás excento de cometer los siguientes errores, pues escribir sobre el otro no es fácil.



Aunque el listado puede ser mayor, me enfocaré en los más comunes y en los que más afectación producen en la representación de la comunidad negra. Al final de cada punto encontrarás un consejo exprés para solucionarlo. Algo corto pero eficaz.

¿Preparado? 

Que no sean solo los villanos de tu historia

Alguna vez comenté las razones por las que dejé de leer Hoy me ha sucedido algo muy bestia, de Daniel Estorach. Si no lo sabes, fue porque los únicos villanos de la historia eran unos negros que, por su negritud, con seguridad eran africanos y que destilaban maldad por los poros. 

No estoy diciendo que nunca debes darle color a tus antagonistas. Lo que quiero recalcar es que, en ocasiones, los escritores tienden a relacionar la maldad con la negrura, por lo que al final los villanos terminan siendo negros, musulmanes, latinos y cualquiera que se aleje del ideal de belleza blanca. Los lectores perciben y aceptan con demasiada facilidad estos conceptos, en especial los niños. 

Consejo exprés: si el villano es de piel negra incluye, por lo menos, a un personaje negro del otro bando, del grupo de los buenos.

También matiza a tu villano, darle una motivación, una historia, una familia. Que no sea malo solo por su condición de negro.

No los describas como raros

Describir personajes no blancos es complicado, pues, en ocasiones, no hallamos las palabras adecuadas y el 90% terminan como negros y altos, al mejor estilo Rowling. Esto es complicado ya que no todos los negros poseemos los mismo rasgos ni el mismo tono de piel. Es tan lógico que no sé por qué debo explicarlo. 

No incluyas descripciones vagas y horribles. Deja a un lado las palabras chocolate y café con leche. ¡No nos compares con alimentos! ni sobreexplotes al "personaje negro". 

PD: para que un personaje negro sea atractivo no es necesario que le otorgues ojos azules o verdes. Piensa que poseer los ojos marrones o negros es normal y no resta belleza.

Consejo exprés: amplía tu vocabulario. En esta serie de entradas encontrarás algunos ejemplos de cómo describir personajes negros.

No todo es sobre raza

Uno de los mayores errores de los escritores es suponer que si incluyen a un personaje negro en sus historias todo (el arco narrativo, el diálogo, sus relaciones) debe girar alrededor de su raza, con lo que el personaje termina limitado a su color de piel o etnia. Además de ser poco realista es aburrido.

Este punto incluye esclavitud, temas tribales y luchas contra la discriminación. 

Consejo exprés: nadie es el color de su piel. Aunque el origen, la etnia y la cultura influyen en el personaje, este no debería estar limitado por estos aspectos. Repito, nadie es el color de su piel. Y si te arriesgas a centrar tu historia en aspectos raciales como la discriminación y esos temas, por lo menos investiga bien, entrevista y aprende.

No lo conviertas en tu token o personaje simbólico

Son tantas las veces que he hecho ese apunte en mis lecturas de sensibilidad (sí, soy lector de sensibilidad) que no me sorprende incluirlo. Tenemos una gran historia y muchos personajes, pero un solo negro que, además de ser el típico mejor amigo, muere al principio sin ninguna razón o se estanca mientras que el resto de personajes blancos evolucionan vivitos y contentos.

Es vox populi que algunos autores incluyen personajes negros solo para ganar puntos, parecer diversos y evitar señalamientos. Lo explico mucho mejor en este artículo sobre el tokenismo o personaje simbólico.

Consejo exprés: si incluyes personajes negros solo para tener la aprobación de blogueros y de Piper Valca, mejor no lo hagas. Dedícale tiempo y desarróllalos. Incluye más de uno. Estos test te pueden ayudar a identificar los puntos flojos en tus personajes y mejorarlos. Cero simbolismo.

Huye de los estereotipos

Para las personas negras ningún estereotipo es bueno, independiente de las buenas intenciones del escritor. Que nos sigan reflejando como flojos, malos, bestias, iletrados, ladrones, brutos, salvajes sexuales, mafiosos, pandilleros, inferiores, drogadictos, esclavos, guardias de seguridad, mucamas, miedosos, bullosos, excelentes deportistas, bailarines, exóticos, brujos, entre otros, no ayuda demasiado a la representación positiva.

Consejo exprés: abajo el mejor amigo negro, la mejor amiga atrevida. Por favor, tus personajes son seres humanos plasmados en el papel. No hay nada peor que leerte como una caricatura. Es verdad que luchamos por vernos reflejados, pero hazlo bien.

Podría continuar y "explayarme en prosa" pero creo que he abarcado lo suficiente como para que te sientes y analices tu obra. Borra, edita, investiga. Si a pesar de todo percibes a tu personaje negro como falso, te parece demasiado esfuerzo, te sientes presionado o no te estás cómodo, NO LO INCLUYAS. Nadie te va a señalar ni te va a juzgar. No querrás pasar del anonimato al desprestigio en un solo paso.

Cambiando te tema, y como lo prometido es deuda, he aquí la consentida de la casa. La nueva, flamante y perfecta portada de Héroes de cajón. Obra de la espléndida Libertad Delgado.



¿Qué te parece? Creo que refleja a la perfección la rebeldía e independencia de Garra. Su negrura, la chaqueta del conflicto, su cabello y las uñas extendidas. Qué sería de Garra sin sus habilidades felinas. Los que han leído la novela me entienden, ¿eh?

Por si te interesa puedes encontrarla en Amazon (me he vuelto exclusivo de esta plataforma, por lo que no busques en Smashword o en otros sitios).

¿De qué va? De muchos negros, de seres humanos con dones superiores, de picardía y humor.

Sinopsis: Tras la ley que prohibió las actividades heroicas, los alfahumanos debieron adaptarse a una nueva etapa como ciudadanos comunes y corrientes, con empleos aburridos y vidas monótonas alejadas de las aventuras. Sin embargo, una serie de eventos desafortunados llevará a Garra, la exsuperheroína más odiada e incomprendida del mundo, al centro de la acción, y las decisiones que tome ante esta nueva amenaza salvarán el día o terminarán por hundirla aún más en el pozo del rechazo y la humillación.

Para los que compraron el libro con la portada anterior y deseen la nueva no duden en escribirme o solicitarlo en los comentarios. Y, por cierto, se agradecen las reseñas o los comentarios en Amazon o Goodreads. Mira que cualquier promoción es bienvenida, majos. 

Ahora me voy, que tengo mucho trabajo con ese loco NaNoWriMo. Las novelas no se escriben solas. 

¿Qué te pareció el artículo sobre personajes negros? ¿Alguna observación o consejo? Si tienes dudas no lo esperes, házmela saber. Todo sea por una buena y adecuada representación.

¿O quieres hablar de la portada? 

6 comentarios:

  1. Hola Piper,

    Te he visto entre mis contactos de LinkedIn asi que me vine a ver tu blog y resulta que te leído varias veces buscan info en google jejeje siempre me ha parecido muy buena la información que compartes dirigida a escritores y no se realmente porque no te he seguido, quizás porque tu blog no es Wordpress !!
    Esta entrada en particular me encanta, justamente anoche estaba viendo la película "Déjame salir" o "Get out" en la que hay varios personajes de color incluso los protagonistas (no te la quiero destripar porque no se si la habrás visto jeje) habla mucho sobre el racismo en la sociedad y lo fácil que es caer en los estereotipos cuando pensamos en personas de color. Yo muy poco he incluído personajes de color en mis historias porque no me gustaría ofender a nadie, además prefiero que el lector se imagine esos detalles de la piel porque es que las personas como tu dices no somos un color de piel, quizás somos más como vestimos como hacemos gestos como sentimos pero no somos un color de piel. Odio mucho cuando en una peli de terror el primero en morir es el de color o la chica pobre o mala es la de color, de verdad el cine y la literatura sigue muy llena de este tipo de estereotipos.
    Te seguiré por las redes sociales :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, linda. Gracias por pasarte. Tu blog también me ha encantado y lo seguiré visitando. Incluso lo he puesto en mi lector de feeds para estar al tanto de tus publicaciones. En cuanto a lo que dices de no incluir colores de piel para no ofender te invito a que tomes el riesgo. Cuando colectivos marginados nos vemos reflejados en la literatura es muy satisfactorio, por lo que, si necesitas ayuda con algún personaje o alguna trama relacionada con raza no dudes en contactarme. Estaré dichoso de ayudarte. Para eso estamos los amigos y colegas.
      Y "Déjame salir" es un clásico. Me la he visto en tres ocasiones :)
      Cuídate, chula. Besos y abrazos

      Eliminar
  2. Quedó hermosa esa portada. La verdad no se parece a la Garra de mi imaginación, pero me encanta :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AGhgghshg es una pena no haber dado en el clavo contigo. ¿Alguna idea sobre en qué se diferencia de tu Garra? Besitos

      Eliminar

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Web Statistics