Cómo describir el color de piel de los personajes negros en tus historias I parte

Cuando abrí los ojos, un hombre de color se me acercaba muy despacio.

Es normal encontrar este tipo de descripciones cuando un autor se refiere a un personaje de piel negra o afrodescendiente. A la mente nos llega de inmediato la imagen de un «hombre de color». Sin embargo, ¿Cuál de los siguientes hombres de color crees que se acercaba despacio al narrador?




A diario recibo correos preguntándome sobre este asunto. Los escritores manifiestan pensarlo dos veces al momento de introducir y describir personajes afrodescendientes por temor a parecer racistas. Los han llamado de diferentes formas: personajes de color, oscuros, negros, morenos, moros, achocolatados, color carbón y hasta africanos. ¿Eres capaz de identificar el origen étnico de una persona por su color de piel? ¿Todos los personajes asiáticos son obligatoriamente japoneses y chinos?

Hace algún tiempo hablé del tema en la importancia del color de piel en los personajes y hoy voy a adentrarme un poco más, no con el objetivo de iniciar una discusión, sino para explicar el por qué el proceso descriptivo debe ser tomado con mayor responsabilidad si se decide ahondar en los personajes.

El objetivo final es que logres individualidad y no parezcan todos exactamente iguales. ¿O Will Smith es similar a Eddie Murphy por el hecho de ser negro?

Personaje de color

Aunque no me gusta, no es erróneo su uso. Incluso, es el más aceptado cuando hablamos de personajes no blancos. A pesar de que muchos se oponen e inician debates en torno a la nomenclatura adecuada, hasta el mismo Martín Luther King la usó en su discurso Tengo un sueño, con la frase ciudadanos de color. No obstante, si estamos escribiendo sobre fantasía o ciencia ficción debemos ser cuidadosos. ¿De qué color estamos hablando? ¿Personajes rojos? ¿Amarillos? ¿Podemos describir a Finn, el personaje de Star Wars, como «de color»? ¿Y el mundanal de personajes de color de Guardianes de la Galaxia? Hay personajes de piel color azul y verde.

Dame esas cinco, mi negro
¿Un personaje asiático puede entrar en esta categoría por ser considerado «hombre amarillo»? Además, como la escritura no es un arte visual, podemos caer en el error de que absolutamente todos nuestros personajes no blancos sean «de color», sin que exista diferencia alguna entre ellos y obligamos al lector a otorgarle el tono de piel según su perspectiva, experiencia o gusto. 

Personaje de piel oscura

Cuando abrí los ojos, un hombre de piel oscura se me acercaba muy despacio.

Si hablamos de Halle Barry... ¿Es una persona de piel oscura o de piel clara? No respondas, muchos me han dicho que es según quién la observe. Para la personas negras podrá ser de piel clara. Además, aclaro que no existe el color oscuro como tal, sino que el oscuro es la mezcla de un color x con el negro y tiene que ver más con el tono de piel.

Sí, nena. Hablo de ti

Eso sí, debes tener cuidado en no escribir:



Cuando abrí los ojos, un señor oscuro se me acercaba muy despacio.



Podríamos pensar que Voldemort, Saurón o Darth Vader se han metido en tu libro, ya que esa denominación es con frecuencia usada en la ficción y fantasía para referirse a villanos poderosos.

Personaje moreno

Cuando abrí los ojos, un hombre moreno se me acercaba muy despacio.

Supongo que cuando se refieren a un personaje moreno, estarán hablando de un personaje cuya piel es color marrón. Aún así, es muy común que también sea usado para evitar usar la palabra que empieza con n... 

─Oye, moreno... hazme un favor.
─¿Moreno? ¿No puedes llamarme joven, señor o caballero como a cualquier otra persona?

Esta conversación es un extracto de las muchas veces que me han llamado moreno. Por una extraña razón, que no logro comprender, algunos suponen que es mejor ser moreno que negro.

Volviendo al tema, cuando en tus párrafos describes a alguien moreno también puedo imaginarme a cualquier persona, independiente de su color de piel, que ha estado expuesta al sol y se ha bronceado o que su piel es color marrón por genética. Una chica morena sería algo así como Kim Kardashian. Aunque no está mal describir a alguien como moreno, creo que se debe ser más específico y añadir más detalles.

Esta chica al parecer es morena y no veo por ningún lado que sea negra

Personaje moro y africano

Cuando abrí los ojos, un africano/moro se me acercaba muy despacio.

Aunque no creas, conozco escritores que llaman a un personaje negro moro o africano, así nomás. Tan solo porque su piel es negra asumen que conocen a la perfección y de golpe el origen étnico. ¿No me crees? 

Como mi último libro trata de superhéroes me di a la tarea de leer a otros autores del género. Tras investigar me topé con Hoy me ha pasado algo muy bestia, de Daniel Estorach. Aunque no es la obra magistral sobre héroes, es bastante agradable y la recomiendo si no eres muy exigente. En fin, todo iba muy bien hasta que capítulos más, capítulos menos, el autor decide que su villano de turno hace parte de una pandilla de negros en España. No voy a criticar el hecho de que, entre todas las posibilidades, haya escogido una minoría como antagonista principal, sino que me ha soltado una perlita:

Los africanos eran nueve, y no parecían tener intención de irse a casa y olvidar lo que fuera que había ocurrido. Parecían bastante cabreados. Indignados, incluso.

¿Los africanos? ¿De dónde sacas que todos son africanos? Si hasta donde leí, el único africano era el líder, y eso porque el autor nos lo hace saber de forma vaga:

Este ha escupido sobre el que se retorcía en el suelo y ha seguido gritando cosas en lo que sonaba a africano, mientras le obligaban a retroceder.

Querido escritor, no demuestres tu falta de conocimiento ni estereotipos a todos los personajes de color de tu novela.

Personaje achocolatado

Cuando abrí los ojos, un hombre de piel negra como el chocolate se me acercaba muy despacio.

¿Te lo piensas comer o qué? ¿Un personaje color chocolate o achocolatado? Por favor, deja la comida para la mesa y no compares a las personas con alimentos. Te lo digo. Conozco  a personas negras que se sienten ofendidas por esta situación. Está bien si lo usas como una metáfora de vez en cuando, pero si todos tus personajes se relacionan con alimentos y terminan siendo «mujer de caramelo»«chico chocolate»«anciano café con leche», pensaré que tienes un fetiche o algo así.


No niego que si me hablas de una chica chocolate...

mmm... se me abrió el apetito

Personaje color carbón

Cuando abrí los ojos, un hombre de piel negra como el carbón se me acercaba muy despacio.

¿En serio? Si hiciste clic en la entrada sobre la importancia del color de piel de los personajes, te habrás dado cuenta de que Stephen King usa esta comparación con una de las prisioneras, pero a pesar que lo lees una y otra vez no logras encontrarla ofensiva. Todo depende de la magia con la que escribas y tu capacidad de sonar natural, no forzado ni rebuscado.

Solo hago una pregunta.

¿Es demasiado común encontrarte a alguien que tenga la piel negra como el carbón? ¿Conoces muy bien el tono del carbón?


Bueno, como dije al principio, mi objetivo no es criticar ni iniciar un debate racial. Lo que busco es aclarar algunas dudas sobre la descripción de los personajes negros, de color o afrodescendientes. Hoy he empezado con lo básico: los errores y usos inadecuados, pero no puedo cerrar la entrada sin dar los siguientes consejos:

1. Introduce personajes no blancos en tus historias. Así como sucede en el mundo, no todos son blancos. 

2. Las descripciones deben aportar, de lo contrario limítate con la información.

3. Borra de tu mente los estereotipos y las ideas preconcebidas sobre los colores de piel y las razas. Escribir pensando que todos los negros son africanos demuestra tu falta de creatividad.

4. Sé creativo. Las personas no solo se describen por su color de piel. Piensa que estás describiendo a cualquier personaje independiente de si son negros o blancos.

5. Ten tacto al usar símiles o metáforas. Lee en voz alta la descripción y piensa qué tan ofensivo pueda sonar. Usa a tus lectores beta para conocer sus puntos de vista sobre el asunto, y ojalá que uno de ellos sea negro, no vaya y sea que termines preguntando sobre personajes de color a la junta principal del Klu Klux Klan o la Supremacía Aria.

En fin, creo que dejaré aquí. En esta entrada hablamos sobre la combinación de colores, los tonos, subtonos de color y la manera más acertada de describir a los personajes negros.

¿Qué te ha parecido la entrada? ¿Cómo describes a los personajes de color o negros? ¿Has preguntado alguna vez a alguien si es correcto que los llames de esa manera? 

14 comentarios:

  1. A mi me ocurrió al contrario; describía a un personaje y visualizaba a mi hija. Yo soy de piel morena, pero ella es de una piel blanca casi translúcida; me evocaba la leche, la espuma, el mármol. Es por eso, que si en ella pensaba en la leche por la imagen que se dibujaba en mi mente con el color de su piel, no fuese extraño pensar en chocolate si la piel de otra persona fuese más oscura. No obstante, si me dices que eso duele o molesta , lo tendré en cuenta en mis descripciones. Asimismo intentaré tomar en cuenta personajes de más razas a la hora de escribir.
    Muy buenas tus entradas y muy completas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Charo, qué bueno verte por estos lados. Yo no tengo problema por el uso de metáforas alimenticias, incluso mi hijo dice que tiene color piel canela :) Sé de personas a las que les incomoda. Al punto al que me refiero es al uso indiscriminado de este tipo de comparaciones al escribir, como si la persona negra solo se relacionara con alimentos. Al final terminaremos diciendo piel ferrero rocher, snicker o tinto negro. Creo que la clave reside también en la naturalidad con que se realice la descripción y el tono en que se esté escribiendo. En una próxima entrada daré algunas pautas para que el autor pueda hallar otras inspiraciones diferentes a la comida. Cuídate mucho y gracias por estar siempre cerca.

      Eliminar
  2. Genial entrada Piper! Estoy deseando leer la segunda parte.
    En la novela que estoy escribiendo ahora una de las protagonistas es una europea de ascendencia africana, por lo que tiene un color de piel como el de las personas de Marruecos, y dos personajes más son hispanoárabes, y me viene genial para revisar sus descripciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Guille. Es un placer leer tu comentario y mucho mejor conocer el trasfondo de tus personajes. En la próxima entrada explicaré cómo la base para la descripción son los colores básicos y de ahí en adelante se puede jugar . También es importante recordar que no todos los personajes merecen una descripción demasiado detallada de su color de piel, pero espero que las demás entradas sirvan para ir despejando dudas. Esta es un abrebocas. Saludos desde Colombia.

      Eliminar
  3. ¡Hola, Piper! Me llamo Noemí y también escribo y manejo un pequeño espacio en la blogosfera. He topado con esta entrada de tu blog por casualidad y me ha gustado mucho, ya que más de una vez me han asaltado dudas sobre cómo describir el color de la piel de los personajes (aunque soy reacia a describirlos demasiado porque prefiero que ese trabajo lo haga el lector), por lo que este artículo me ha parecido muy interesante. ¡Ya estoy esperando la segunda parte!
    Felicitaciones por tu blog. He estado curioseando y me parece que es muy bueno. ¡Un saludo!
    P. D. Estás invitado a visitar el mío cuando quieras. Se llama "Relatos la Doncella Errante".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Noemí, gracias por el comentario y por recomendarme tu blog. Ya me pasé por él y está muy interesante. En cuanto a lo de describir demasiado a los personajes, a mí me pasa igual. Regalo los datos más interesantes y de ahí en adelante se lo dejo al lector. O voy soltando detalles a medida que avance por medio del diálogo, acotaciones o otros puntos de vista. Espero que la segunda parte logre complementar esta... y al paso que voy creo que tendré tercera entrada. Veremos. Cuídate mucho y lástima que no sabía del sorteo de "La sexta cuerda".

      Eliminar
  4. Gran artículo a tener en cuenta en nuestras descripciones. Hay vida más allá del marfil y el ébano ;P. Como dice Guillermo, deseando leer la continuación del post.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pablo, siempre eres bienvenido al blog. En cuanto al marfil y el ébano, ese último no lo quise incluir porque, aunque está bastante trillado, no está mal su uso. Lo que sucede es que, como bien dices, pareciera que nos hemos quedado estancados en esos colores. Ahora que lo dices, una buena amiga, que en paz descanse, siempre me saludaba como "su príncipe de ébano". En la próxima entrada hablaré de los colores básicos, los colores complejos, los modificadores, los subtonos y de otras cosillas más, si el tiempo nos lo permite. Incluso ese tema no solo ayudará a las descripciones de los personajes negros sino para cualquier personaje.

      Cuídate mucho, amigo.

      Eliminar
  5. ¡Me encanta! Es jodido, pero el problema con las pieles yo lo tengo hasta en los blancos porque... cómo diferencias un blanco de otro? Ajá! El problema es que nos imaginamos a blancos por norma general (aún no tengo muy claro si es porque somos unos racistas encubiertos o por cercanía, quiero decir, quizá en China todo lo que se imaginen serán chinos, pero no he tenido el placer de preguntarle a ninguno). Eso implica que cuando algún personaje no es blanco es importante incidir en su color de piel (o pasa como a mí, que si voy en modo despistado no me entero hasta que veo un fanfic *se apalea a sí misma*). Y yo tengo bastantes problemas en hacerlo sin parecer un supermercado (que no me gusta, ya no solo porque resulte ofensivo sino que me parece antiestético y todo) y sin repetir todo el rato piel oscura, piel oscura. Porque describir a negros puede ser relativamente "sencillo", pero te aseguro que con asiáticos tengo un problema bien gordo xD En fin, que voy a seguir atentamente tus entradas porque me parece muy importante el tema y además seguro que me será útil. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dalayn. Tienes razón en lo que dices de las descripciones. Son un problema por culpa del etnocentrismo. Estoy seguro de que un niño africano hará un dibujo y los pintará a todos de negro. En las próximas entradas intentaré cubrir lo que más pueda para satisfacer necesidades. ¿Asiáticos amarillos? Pffff. Cuídate mucho y que tengas bien día

      Eliminar
  6. Excelente artículo. Extenso y muy completo, como es habitual en ti.

    Ciertamente, describir el color de piel es un asunto peliagudo. Yo procuro evitarlo en lo posible. Soluciono el problema, algunas veces, dándole al personaje un nombre que deje bien clara su étnia.

    Si lees el nombre de Samanta Li, por su apellido visualizas una mujer china. Si se apellida Tanaka, el personaje es japonés. Uno de mis personajes recurentes se llama Niara Nangó. Es de los pocos personajes que he descrito su color de piel, y si, caí en el tópico, pero creo que me quedó bastante poético:

    " La doctora Nangó salió de las cálidas aguas del océano, extendió la toalla y se tumbó sobre las blancas arenas. El sol rojo de Wadey refulgió en las gotas de agua que resbalaban por el cuerpo de la mujer cubriendo su piel de ébano de pequeños arco-iris."

    En fin, espero con ganas la segunda parte que seguro me aportará buenas ideas para la próxima vez que me enfrente a ese problema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lorenzo, tiempo sin vernos. Qué bueno que te gustó la entrada. Yo tampoco describo demasiado a no ser que sea necesario. Como casi siempre manejo el narrador en primera persona, la descripción recae en lo que piense el personaje. En mi último libro la protagonista comparaba a los personajes con actores reconocidos, por lo que el lector puede hacerse una idea del personaje. Por ejemplo, su padre le recordaba a Billy Cosby, etc.,
      En ocasiones, describir el color de piel y algunos otros rasgos ayudan a definir al personaje, dotarlos de individualidad y fortalecer su voz.

      Es un gustazo hablarnos de nuevo, cuídate mucho.

      Eliminar
  7. Saludos. Otra excelente entrada con un tema delicado pero que suele pasarse por alto al crear personajes. Mientras leía tu material y mencionabas las metáforas alimenticias no dejaba de repetirme que el contexto y "género" por así llamarlo, del texto que estás creando debe dar pie (sin exagerar claro está)a la descripción de cada personaje (en este caso negro). En las novelas de corte erótico ese término piel achocolatada o blanca y cremosa como la espuma, pueden ayudar a darle el tono que se desea a un determinado momento, muy diferente a lo que podría usar un escritor de suspense para una escena con los mismos personajes. Solo deseaba señalar esto.
    Finalmente, reitero la calidad y el estupendo aporte de este material que nos presentas. Infinitas gracias y seguiré pendiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roxxy JP. Pues este es mi fuerte y tengo preparadas otras dos entradas sobre el tema, solo que el proceso de documentación es bastante fuerte y complicado. Solo espero obtener un producto que sea de tu agrado, y que continúes por estos lados. Antro Narrativo te espera con los brazos abiertos (y su administrador) guiño.

      Eliminar

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Web Statistics