"Requisitos para participar en Escritores Invisibles"


Escritores Invisibles es una estrategia que he implementado pensando en esos escritores que al igual que yo, ansían darse a conocer. 

Al autor que lo desee se le dedicará una entrada completa en forma de entrevista, donde podrá hablar de su perfil y sus obras. Incluso su foto aparecerá en el encabezado. 

Porque no queremos ser más invisibles.

Requisitos:

1. Suscribirse a mi blog. 

2. Comunicarse conmigo al correo pipervalca@gmail.com

3. No es obligatorio no haber publicado nada en absoluto, también pueden aparecer escritores de renombre o los que hasta ahora dan sus primeros pasos con una o dos obras publicadas.

4. Puede usarse la estrategia para promocionar una obra como tal.

5. El escritor se pondrá en contacto conmigo y responderá, (vía skype, correo electronico, llamada telefónica, entrevista persona) una serie de preguntas.

6. Podrá anexar los documentos que desee (Fotografías, fragmentos de su obra, enlaces a su pagina, lo que crea le ayudará a darse a conocer).

7. Buscar otros escritores que deseen darse a conocer y ampliar la red.

8. Sólo se publicará aquello que ustedes deseen que aparezca.

9. Las entradas pueden modificarse si algún dato del escritor varía con el tiempo.


Eso es todo. Espero que esta sección les agrade mucho.




                                  Piper Valca
"Presentación de la pagina Sttorybox"

Pues sí. He decidido hablar, con humildad y mucho afecto, sobre esta interesante web. Sttorybox. Como dice su entrada, es una comunidad. Un grupo de escritores noveles y la mayoría desconocidos (Entre los que me incluyo), que hallaron en esta pagina un espacio donde desahogarse y dejar volar sus plumas en la aventura de escribir.

Es demasiado fácil saber qué debe hacer el usuario, que luego de registrarse, entra en la pagina principal: EMPEZAR A ESCRIBIR. Cada usuario tiene una caja con un tamaño máximo para escribir el comienzo de su historia. Una vez publicada, no puede continuar escribiéndola hasta que haya completado un número determinado de likes. Creo que son tres. Hace rato no participo.

Una vez hayas logrado desbloquear tu relato podrás añadir más cajas y continuar tu relato en varias partes, según tu gusto.

Sin dudas, sin pensarlo dos veces. ¿Buscas un espacio para liberar esas ideas? Sttorybox es el lugar para ello. Incluso actualmente hay un curso de narrativa lo más de interesante.

Aclaro que no tiene nada que ver con que haya sido finalista de los tres concursos que se han realizado en la pagina. Menos por el hecho de haber ganado uno.

Si quieres echarle un vistazo a uno de mis últimos relatos publicados en Sttorybox, dejo el enlace Relato: Doble Vida

El Problema

En algunas ocasiones, durante nuestra aventura de gestar la que consideramos la obra maestra del siglo, nos encontramos con personajes que distan mucho de la idea con que fueron concebidos.

Aquel antagonista que se encargará de hacerle la vida imposible a nuestro protagonista no pasa de ser un cliché horroroso y desaliñado, sin pasado ni futuro. Gestado desde el vientre única y exclusivamente para hacer el mal. Sin sentimientos ni personalidad definida. Toda una marioneta de nuestra pluma que aparece, justo cuando todo está perdido para el héroe, versando interesantes pero inútiles monólogos de como gobernará al mundo. ¿Qué hay de sus virtudes, defectos y hasta de sus gustos? ¿Por qué nuestro protagonista no enamora y al lector le da igual su trágico destino? ¿Por qué no lloran desconsolados como cuando leyeron la Boda Roja?


"Ejemplos de personajes literarios basados en personas reales del mundo"
Bodas de Castamere
En esos momentos de angustia acudimos a nuestras notas sobre cómo crear personajes literarios y nos arrepentimos de los pesos invertidos en aquel cursito online. ¿Personajes planos? ¿Personajes redondos? ¿Acaso la geometría no va conmigo? 

¿Cómo diantres, Gabriel García Márquez logró hacer que sus Aurelianos y José Arcadios quedarán sonando en nuestra mente, a pesar de que un principio nos tocó llevar un árbol genealógico para saber quién era quién?

La solución

La respuesta, como todas las que uno lee pero luego es casi imposible llevar a la práctica, es la inspiración. Se inspiraron en personajes con quienes se toparon alguna vez o marcaron su existir.

A continuación veremos algunos de esos personajes literarios, que, gracias a personas de carne y hueso, quedarán para siempre en la historia.


1. Hanníbal Lecter

"Listado de ejemplos de personajes literarios basados en personas reales"
¿Quién no conoce a Hanníbal Lecter de El silencio de los inocentes? Elegante y apasionado cocinero, cuyos gustos distan mucho de los nuestros y cuyas recetas que ruborizar a nuestras abuelas. Para dar vida al personaje de Hanníbal Lecter, Thomas Harris tomó como modelo al médico de una cárcel en la ciudad mexicana de Monterrey.

“El doctor Salazar era un hombre pequeño, ágil y con el pelo de color rojo oscuro”, cita Harris al diario The Times. “Había una cierta elegancia en él”, añade el escritor.

¿Una consulta con el doctor Salazar? No, gracias. 

2. Vito Corleone

"Lista de personajes literarios basados en personas reales"
Respetado, temido y amado. El personaje de Vito Corleone se supone es una mezcla de varios capos. Vito Genovese, Joe Profaci, Carlo Gambino y Angelo Bruno.¡Mamma mia!

El autor de El Padrino, Mario Puzo, aseguró, y créanlo (a mí me pasa igual) que, en realidad, su mayor inspiración fue su ¿querida y adorada? madre.

El escritor contaba sobre ella: «Ejercía el poder como lo hacía 'El Padrino'. Podía ser despiadada y a la vez inspiraba mucho afecto». Un amor de mujer.

3. Christian Grey

"Lista de personajes literarios basados en personas reales"
Sí. Yo sé que si te consideras un buen escritor odiaras 50 Sombras de Grey y toda la saga que ha vuelto millonaria a su autora E. L. James (Yo escribo por amor, no por... snif... dinero... sucio y vulgar dinero). Pero es necesario explicar que hasta este personaje posee su alter ego: Alessandro Proto, promotor italiano.

Alessandro y James se reunieron en el 2010, cuando la autora estaba de gira por Italia. Proto pasó dos días viajando con la escritora británica desde Milán hasta el Lago Como. El célebre empresario confirmó al New York Dailys que James contó varios aspectos de ese viaje en sus libros.

A pesar de haber sido la persona que inspirase a James para crear el personaje de Christian, Proto desveló que sus propios gustos sexuales eran un poco más "tradicionales".


4. Aureliano Buendía

"Lista de personajes literarios basados en personas reales"

Debo confesar que mi personaje favorito de entre los que he señalado es Aureliano Buendía, de Cien Años de Soledad cuyo autor es Gabriel García Marquez. Nuestro nobel de literatura.

Este personaje, capaz de mover objetos con la mente; de predecir ciertos sucesos; opositor al gobierno y padre de 17 Aurelianos, guarda todo el misterio y la fascinación del realismo mágico propio del autor.

En el libro El olor de la guayaba, García Márquez afirma que el mítico coronel está inspirado en la figura del militar y político colombiano Rafael Uribe Uribe, quien, como el héroe literario, "perdió todas la batallas que emprendió".

Sin embargo, Aureliano Buendía es tal vez el personaje donde más puso Gabo su propio pellejo, su historia, su alma: el coronel sublevado es en muchos aspectos el único que contiene a García Márquez, el niño que se asombra al conocer el hielo, que se recluye en su casa para hacer pescaditos de oro (en el caso del escritor, escribir monumentos literarios como Cien años de soledad), en el personaje histórico que quiere ir por mil batallas. Extraordinario. Un personaje así necesito en la novela que escribo.


5. Los Gorriones y la Fe Militante




Y del afamado Juego de Tronos nos llega, no un personaje, (A estas alturas ya conocemos bastante de la inspiración de George R. R. Martin) es la Fe Militante y su Gorrión Supremo.

"Los Gorriones son mi versión de la Iglesia Católica medieval, con un toque de fantasía", desvelaba Martin sobre la religión que inspiró la fe de su obra literaria. En general, demuestra una gran versatilidad para tomar su inspiración de algo tan común como la religión católica.


Conclusión

Si se toman la tarea de investigar aquellas historias, personajes y tramas de sus novelas favoritas, se darán cuenta de que la inspiración no es un acto sobrenatural, mágico o misterioso, es una habilidad propia del autor, que lo observa todo alrededor con perspicacia, absorbe emociones, colores, imágenes. Manipula sus recuerdos y lo relaciona todo para alcanzar la meta propuesta.... crear personajes reales y creíbles. Como el honorable Eddar Stark.

¿O acaso no te dolió esto?

"Lista de personajes literarios basados en personas reales"

Darle trasfondo a tus personajes no es difícil. Existe un sinnúmero de fichas, encuestas, formatos y estrategias en la web de las cuales puedes echar mano, pulir y sacarle el mayor provecho. Que va a ser fácil, nunca he dicho que lo será. Que va a llevarte tiempo, tal vez. Pero la recompensa es inimaginable. 

Para saber más sobre como crear un personaje, puedes guiarte con esta entrada sobre la fórmula para crear arquetipos.

No siendo más, me despido. Por una extraña razón llevó once horas de insomnio y creo que es justo buscar la cama. En el transcurso de la tarde trabajaré en la siguiente entrada y espero tenerla lista. Verán que sorpresa y como les gustará.
                                              "Reseña de la antología Mi Valentín Sangriento del lado oscuro"

Imposible no detenerme a opinar sobre esta interesante antología titulada Mi San Valentín Sangriento, que como imaginan, no trata de historias con un final feliz ni de cuentos de hadas a lo Disney. Es acerca de sangre, amor y mucha más sangre. Y es que sólo echarle un vistazo a la portada del libro basta.


"Autora del blog El lado Oscuro"

Mi San Valentín Sangriento nace como parte de la convocatoria de relatos organizada por Esther Galán Recuero desde su blog El Lado Oscuro, el cual recomiendo sin miramiento alguno. En serio, encontrarán de todo. Es muy interesante.

Las bases del concurso eran bastante simples. El tema tiene que estar ambientado en San Valentín, el género debe ser terror (en algún caso podría valer misterio o fosco). Cómo condición básica también en el relato debe aparecer SANGRE.

Todo un festín para los amantes de este género, de la sangre fría y la perversión. Acepto que fue un reto el haberme presentado a la convocatoria, pues no soy fan de este tipo de literatura. Sin embargo fui seleccionado entre los finalistas. Que grata sorpresa. ¿Qué cual es mi relato? Eso lo sabrán más adelante si todo resulta como espero.

Tras leer el libro con ansias, reconozco que es un producto digno de dedicarle una tarde lluviosa, un viaje en bus, o una noche de miedo con los amigos. Se exploran diversos temas como el sadismo, el sadomasoquismo, los demonios, el canibalismo, los hombres lobos, los vampiros y hasta corazones rotos. Algunos con mejor calidad que otros, pero todos merecedores de su papel en la antología.

Nombro, sin restarle merito a los otros ni al mio, tres relatos que me gustaron mucho. (Ya sea por lo bien escrito o por lo excelente manejado por el autor):

Clemence
A nadie la amarga un amor
No hay amor


Recomiendo su descarga y lectura.
Esta entrada nace de la experiencia de un amigo que logró, con sus uñas, publicar su primera novela. No puedo evitar recordar los rostros de alegría y envidia de algunos, que hasta la fecha se habían esmerado por ver su sueño realidad sin éxito. 

Cuando se le preguntó por el secreto, nos reveló que un agente literario lo había contactado y llegado a un mutuo acuerdo. Sí, con un contrato firmado y legalizado como Dios manda.

Con el paso del tiempo, la euforia inicial fue convirtiéndose en una extraña sensación de fracaso y frustración, pues la realidad del libro, de mi amigo y del agente literario hoy en día no es muy alentadora.



Me he topado con autores que preguntan cuántas paginas debe llevar su novela para que pueda  ser considerada atractiva por las editoriales, ya que el temor generalizado es de que si escriben, por ejemplo, una trilogía, y el primer volumen no es un éxito, pueda obstaculizar la publicación de los dos libros restantes. Para evitar correr riesgos, muchos asumen que condensar toda la trama en un sólo libro es la solución.


Para los obsesionados con el número de palabras, el asunto se convierte en un verdadero problema. Las referencias existentes catalogan y definen una novela de la siguiente manera:

Novela corta (30.0000 a 50.000 palabras)
Novela (Alrededor de 50.000 palabras o más)
Novelette (7.500 a 17.900 palabras)

Para dar respuesta al asunto de si las probabilidades de éxito dependen del tamaño, NO (aunque depende de qué estás hablando, aquí tratamos literatura. Ve al médico si tu problema es otro). He aquí los principales errores que cometemos los escritores nuevos.

Lo que depende es la calidad de lo que se escribe. Una buena estructura, un excelente argumento y personajes bien caracterizados, entre otros, se complementan para generar un producto digno de leer. Para la muestra existen excelentes novelas cortas como La Metamorfosis de 152 páginas o Canción de Navidad con 160 páginas, cuya fama, digamos, no reside en la cantidad de páginas sino en la capacidad del autor para expresar mucho en poco.

Pero volviendo al tema del título, la definición Conclusión precoz la leí por primera vez en un foro donde alguien preguntaba como alargar la trama de su novela, y tiene mucho que ver con el tema Como crear un giro en la trama que he tratado anteriormente.

¿Qué es la Conclusión precoz?

Sucede cuando un escritor tiene tan presente como se desarrollará toda la trama, especialmente el final, que llega allí antes de lo que esperaba, omitiendo aspectos de la narración y quedando con un mal sabor de boca. 

Es un error mucho más común de lo que podemos imaginar y da como resultado un producto de poca calidad, puesto que el autor se enfocó en alcanzar la meta y dejó a un lado características básicas como el detalle en las descripciones o en los diálogos. Se preocupó tanto por hacer avanzar a sus personajes hasta la última pagina, que creó seres planos y sin vida. Un fracaso total de 100 paginas.

Una vez hemos definido el concepto de Conclusión precoz, te explicaré como evitarla y las posibles soluciones si ya hemos caído en ella.

Antes de empezar a escribir

Lo primero que debes hacer es, y lo he dicho en repetidas ocasiones, quitarte la presión de encima. No escribir con afanes de publicación o riqueza, pues se pierde el placer que genera sentarse a crear y no se logra un vinculo autor-obra. Ponte una fecha de entrega y dedícate a escribir como un elfo en primavera.


¿Esto es un elfo? Yo quería esos que lanzan flechas y mide más del metro
En segundo lugar, dedícale tiempo a la gramática, al estilo y a la ortografía. Se debe aprender a escribir bien y dejar a un lado aquellas nociones básicas que nos inculcaron docentes mal preparados en la infancia. Leer a otros autores para aprender es la solución. Conozco amigos que no leen y se quejan del rechazo de las editoriales. Bien lo dice Stephen King: hay que leer. 

Estructura la obra y dale oportunidad a otras tramas secundarias que pueden ayudarte a profundizar personajes que en un principio creíste relleno, pues si te das cuenta, pueden darle forma a los protagonistas y generar uno que otro capitulo interesante. 

Creo que este es el mejor consejo al momento de combatir la Conclusión precoz. Organizar tu novela desde antes de comenzar es una brújula para esos momentos de letargo. Recomiendo el uso de las escaletas y nada mejor que Ana González Duque para explicarnos cómo salir triunfantes. Échale un vistazo a su entrada en El Fogón.

Incluir otros puntos de vista puede ayudarte a alargar tu obra, pues aunque sea una misma escena, el hecho de que sea narrada desde la perspectiva de otro personaje, consigue el efecto de refrescar la historia. Y si los puntos de vista se alternan en diferentes capítulos (no siempre con la misma escena, por supuesto), esa novela de cien tristes páginas, puede llegar a ser todo un macroproyecto. 

Diferenciar entre tema, trama y conflicto. El tema es de lo que trata la novela, el conflicto es lo que genera el relato y la trama son las aventuras de los personajes para conseguir lo que quieren. Si las tienes claras podrás enfocarte en cada una y lograr más de lo que esperabas.

Aprender a describir ya sea personajes, situaciones y paisajes. Una buena descripción, ni muy simple o demasiado agobiante, puede generar un ambiente adecuado y darle fondo a la trama. Además, unos párrafos, descriptivos y no agobiantes, hacen hojas.


Un masaje en los pies no vendría mal tampoco
Crea personajes convincentes, con un pasado y un futuro. En una entrada anterior se mostraron algunos ejemplos de personajes que se basaron en personas. No se trata de introducir cientos de personajes con cientos de tramas y que luego pierdas el rumbo inicial (aunque aquí te explico como introducir esos cientos de personajes sin perder la cordura). Es pensar que existe alguien más allá de nuestros protagonistas, que conoces perfectamente sus gustos y debilidades para usarlos en cualquier momento. Quién dice que aquel ser repugnante al que todos odian y que siempre está al margen de la historia cambie el rumbo de la aventura.

Existen diferentes métodos para crear personajes, pero hasta el momento, en Antro Narrativo, he tratado el método de la motivación, que puedes revisar en esta entrada.

Qué hacer si ya habías finalizado la obra

Si por el contrario ya terminaste de escribir, te diste cuenta de que no era lo que esperabas, y el final fue una tremendísima Conclusión precoz, regresa. Busca dentro de la línea narrativa principal un personaje o un hecho secundario que tenga algo de interés y que pueda generar nuevas ideas. Empieza a profundizar más en él para que aporte en la narración y une este material nuevo al que ya posees, ya sea incorporando detalles o diálogos más completos. Aunque ya hayas terminado tu novela, juega con los puntos de vista, incluyéndolos como capítulos. Te darás cuenta de que, como una sopa, a medida que le agregas ingredientes, va tomando sustancia. Aquí entra en juego la experiencia del escritor.

Para terminar, es sumamente importante recalcar que lo secundario nunca puede opacar ni restarle a lo principal. Ambos deben engranar a la perfección.

Esta ha sido una entrada corta que espero les sirva mucho en su proceso de escritura. Hasta la vista.


En ocasiones, cuando estamos escribiendo, llegamos a un punto en que, como pocas veces ocurre, nos sentimos tan a gusto que la trama fluye con extraña naturalidad. Cada palabra, descripción y dialogo parecen explotar como un orgasmo en nuestra mente y creemos haber encontrado por fin el hilo. Sin embargo, no nos damos cuenta de que hemos obviado, por falta de experiencia o por encontrarnos demasiado sumergidos en el tema, que todo, absolutamente todo, es demasiado previsible. Estamos frente a un texto carente de sorpresas, monótono y aburrido.

¡Qué puedo hacer, Piper! ¡Dímelo, por favor! 

Ya, mi impaciente, amigo.


Arriesgándome a recibir fuertes críticas e incluso a perde amigos, decidí abordar este interesante y polémico tema que, desde hace algún tiempo, genera candentes discusiones y confrontaciones en lnternet. El lovecraft racista.




Esta entrada posee información del blog de Ellen Brock.

Normalmente, en un día de trabajo frente al computador, con mi hijo peleando por ver sus vídeos en youtube y mi esposa narrando como estuvo su día, me topo con ciertas escenas en que la adrenalina y la emoción son tan feroces que me hago la siguiente pregunta ¿Cómo describo una escena de acción en la que nuestro héroe se deshace de sus captores, salta sobre una mesa, se cuelga de una lampara, y tras columpiarse, escapa ileso rompiendo una gigantesca ventana en la segunda planta?

Si son como yo, dedicas horas y horas a puños, patadas, sudor y lagrimas, pero cuando se dan cuenta, obtienen, si acaso llegan hasta el final, un pequeño acercamiento a esto:
"Lista de ejemplos para escribir una escena de acción correctamente"


Nada que ver con la idea original ¿Verdad?

He aquí un listado de los principales consejos para escribir verdaderas escenas de acción.

1. No congestiones la imaginación del lector

Una descripción detallada paso a paso convierte una pelea en algo tedioso y aburrido, por lo que cuando los escritores tratamos de controlar lo que nuestros lectores "ven" en sus mentes, la escritura se vuelve demasiado detallada, especifica y lenta. Hay que enfocarse en el punto de la escena. Evitar describirlo todo. No describas cada parte del cuerpo ni el color de las paredes o el canto de las aves. No fuerces la imaginación del lector.

2. Las oraciones cortas son la clave.

La acción es intensa. No hay mucho tiempo para detenerse a pensar, pues los eventos suceden demasiado rápido y sin aviso. Si la frase es demasiado larga, no se transmite ese sentido de urgencia necesario para la ocasión. Una gran manera de describir la velocidad de la escena es el uso de frases cortas entrecortadas.

Oyó los relinchos de los caballos asustados y el choque del metal contra el metal. La espada de Chiggen destrozó el rostro descubierto de un jinete que vestía cota de mallas, y Bronn cayó entre sus enemigos como un huracán, repartiendo golpes a diestro y siniestro. Ser Rodrik se enfrentó al hombretón de la capa de gatosombra, los caballos giraban el uno en torno al otro mientras ellos cambiaban golpe por golpe. Jyck montó a un caballo y se lanzó al galope al centro de la refriega. De repente, Tyrion vio que el hombre de la capa de gatosombra tenía una flecha en la garganta. Cuando abrió la boca para gritar, lo único que salió fue sangre. Cuando su cadáver llegó al suelo Ser Rodrik ya estaba peleando con otro hombre. 
                         

3. La mayoría de los personajes apestan en combate

Aunque la ficción obviamente no es realista, tampoco es creíble el hecho de que un personaje, que durante la historia no fue más que un mentecato, de un momento a otro aparezca con movimientos de taekwondo avanzado. Su nivel de combate debe ser acorde a su personalidad, su experiencia con la lucha y su capacidad de dañar a otra persona.

4. La mayoría de las personas evitan la lucha

Pues eso, si buscas que tu personaje sea lo más realista posible, no es comprensible que se pase el libro descuartizando y disparando por doquier, ya que si ves, en el mundo real las personas recurren a la violencia solo si es necesario.

5. La acción es emocional

El hecho de que un personaje esté luchando por su vida, no significa que de repente deje de tener sentimientos. No esperemos que la escena de acción se convierta en una coreografía de combate narrada, sin tener en cuenta las emociones de los que intervienen en ella.



6. Pero la acción tampoco puede ser demasiado emocional

El personaje no se va a pasar la lucha pensando sobre sus emociones. No. Nada de escenas retrospectivas ni largas explicaciones sobre las emociones del personaje. Centrarse en las reacciones instintivas de miedo, temor, ansiedad y pánico, sin interpretarlos, es la clave.

7. Las lesiones deben tener consecuencias

Si vamos a herir seriamente a un personaje, no se puede ignorar la lesión durante el resto de la novela. Este es uno de los mayores errores que cometemos, ya que sin explicación alguna, sin el uso de magia, hechizos o medicina del futuro, ese personaje que hace un par de capítulos fue maltratado en su pierna derecha, aparece corriendo calle arriba como Usain Bolt.

Debes ser razonable en lo que respecta a las lesiones, discapacidades y, por qué no, muerte de los personajes, aún si es el protagonista.

8. La acción debe mover la novela hacia adelante

No se debe incluir una escena de acción sin que esta ayude en el transcurso de la historia. Debe tener alguna repercusión, ya sea que el personaje descubra su verdadero poder, o termine con una cicatriz de por vida. Lo que sea, pero si no agrega nada a la historia, mejor no la incluyas. 

En conclusión, para sacar adelante una exitosa escena de acción debes tener en cuenta las siguientes preguntas:

¿Ayuda esta escena al avance de la historia?
¿El personaje que interviene actúa de acuerdo a su personalidad?
¿Estoy demasiado o poco enfocado en las emociones?
¿Controlo demasiado lo que el lector "ve" al leer la escena?
¿Tengo en cuenta las secuelas de las heridas en los personajes?

Siguiendo con las entrevistas de escritores invisibles que buscan una oportunidad para darse a conocer, hoy tengo el espléndido placer de presentar a Germán Alessandro Sánchez Pérez. Un joven de 25 años (Vaya que me siento envejecido al lado de estos escritores), quien ama la escritura y cuyos ojos brillan emocionados al hablar del tema.

A pesar de su juventud, posee algunas obras que espera, aunque es consciente de lo difícil, publicarlas algún día:

Una novela corta y ligera, (año 2011) 

Leonel Blazikovzky, (año 2013)

Vidas como retratos, (año 2014)

Los paseantes, (Año 2015)

Es un hombre callado, de pocas palabras y excelentes modales. En realidad fue un honor haber entablado conversación con este prominente escritor oriundo del Municipio de Granada, en el departamento del Meta, Colombia.

Como anécdota, la entrevista se llevó a cabo en el Coliseo Alan Jara, durante el entrenamiento de un equipo de microfútbol entre las ocho y diez de la noche. Sin más, GERMÁN SÁNCHEZ.

"Entrevista a German Alessandro Sanchez Peres, líder de una nueva ola de escritores"

1. Háblanos de ti. Quién es Germán Sánchez como ser humano.

Rta: Es un muchacho de 25 años que ha vivido desde siempre en la ciudad de Granada Meta. Actualmente trabajo en una entidad financiera, en la que llevo casi cuatro años. En los ratos libres me dedico a escribir. 

2. ¿Y cómo es Germán Sánchez como escritor?

Rta: Es muy profundo, instintivo. Confieso que no soy esa clase de escritor con la capacidad de durar dos o tres horas frente al computador. Quizás media o una hora sea suficiente.

3. ¿Por qué género literario te decantas?

Rta: Literatura contemporánea, pues va muy ligada a la realidad, a mi vida, a la vida de mis allegados y conocidos.

4. ¿Actualmente escribes? ¿De qué trata?

Rta: Sí. Acabo de empezar una novela. Aunque aún no tengo un bosquejo de la misma, la idea está bastante clara en mi mente. Trata de un joven que pierde a su padre y en su cotidianidad siente que él sigue a su lado, revive con detalles que lo transportan a su niñez y es como si flotase en una vida paralela, como un pasado que lo persigue constantemente.

5. ¿Has publicado algo? Si no lo has hecho. ¿Por qué?

Rta: No, no he publicado porque a las editoriales, supongo, no les ha gustado los manuscritos que les he enviado.

6. ¿Qué opinas de los concursos para escritores?

Rta: Me parecen muy buenos, pues es la forma más directa y fácil de darse a conocer. He participado en algunos pero no he logrado ningún reconocimiento.

7. ¿Qué opinas de los cursos literarios?

Rta: Son buenos. La literatura es algo en lo que constantemente se está aprendiendo, y cualquier concepto ayuda. Siempre este tipo de ayudas será bienvenido. Por mi parte, estaría dispuesto a tomar un taller o un curso.

8. ¿Qué autor y obra marcaron un antes y después en tu vida?

Rta: Dos autores que tengo presentes cuando escribo, releo sus libros, y son Ernest Hemingway y Patrick Modiano. Todas las novelas de Hemingway. Sus cuentos son geniales. De Patrick Modiano, todos sus libros, aún me hace falta leer algunos, pero en general su literatura me ha impactado.

9. Si pudieras escribir la novela del siglo. ¿De qué trataría y qué nombre la darías?

Rta: Sería una novela familiar. Una novela donde se viva la cotidianidad de una familia. La llamaría Una mañana primaveral.

¿Por qué no la has escrito?

Rta: Porque actualmente me encuentro en otro proyecto, pero sobre todo siento que aún no es el momento de escribirla.

10. ¿Tu familia y amigos te apoyan en tus sueños literarios?

Rta: Mis allegados me aportan la fuerza moral para seguir.

¿Crees que sin ese apoyo es muy difícil salir adelante?

Rta: En mi caso no. Cuando empecé a escribir lo hice en privado, muy secreto y sin que ellos se enteraran. Nadie lo sabía, así que me acostumbre a trabajar en soledad. Creo que con los años se dieron cuenta. Por lo que mi respuesta es No, no me afecta para nada.

11. Teniendo en cuenta tu trabajo ¿A qué horas escribes y cuál es tu rutina para hacerlo?

Rta: Generalmente, los sábados y domingos en las mañanas nunca fallo. Entre semana cuando no salgo demasiado cansado del trabajo le dedico algún tiempo a la escritura.

En cuanto a mi rutina no la tengo. Eso sí, trato de estar lo más apartado posible de las personas, ojalá mis padres y hermanos no se encuentren en la casa para lograr la concentración necesaria.

12. ¿Has sufrido del bloqueo del escritor y qué haces para combatirlo?

Rta: Si me ha sucedido a menudo. La mayoría de las veces por el afán de escribir y no tener en sí una idea lo suficientemente clara. Son días en los que no puedo por más que lo intento. Finalmente desisto o escribo sobre mi día. Plasmo algo relevante en mi trabajo y con eso logro romper ese bloqueo.

13. ¿Crees que el no haber publicado sea un impedimento para tus objetivos como escritor?

Rta: No. Soy consciente de que es un oficio de mucha dedicación, disciplina y paciencia. Siempre he pensado que uno escribe para su propio deleite. Que a otros les guste ya es un agregado. Escribo porque sencillamente me gusta.

14. ¿De qué tema nunca escribirás en la vida?

Rta: Historias de terror, demasiado románticas y demasiada fantasía. No me concibo escribiendo sobre seres y mundos irreales. Aspectos con los cuales no me sienta familiarizado y no vea en mi diario vivir. Lo que es normal.

15. ¿Qué piensas del apoyo a los escritores en nuestra ciudad? (Granada Meta, Colombia)

Rta: Escritores, conozco dos. Sin que hayan podido publicar. No hay apoyo, no hay talleres, no hay grupos. Somos unos completos desconocidos.

16. ¿Conoces otros escritores que podamos contactar?

Rta: Un amigo de Villavicencio llamado Jorge. No recuerdo su apellido pero haré lo posible por conseguir sus datos.

17. ¿Te decantarías por la autoedición?

Rta: Si. No desecho esa posibilidad. En caso de que haya escrito una novela de la cual me sienta plenamente seguro y satisfecho, lo haría. 

Danos un resumen general de alguna de tus obras:

En mayo terminé una novela llamada Los paseantes. Trata de Patrick, un joven que trabaja en una oficina con cuatro o cinco compañeros y un jefe repugnante. Patrick es solitario, ha perdido a sus padres desde joven y no posee rastro alguno de ellos. Con el paso del tiempo empieza a echar de menos a su padre. Esa figura que siempre lo ilusionó, y aunque lo perdió muy joven, añora poder encontrarlo algún día caminando por las calles. Esa esperanza es lo que mantiene con vida a Patrick. Ese sueño de encontrar a su padre.

Y he aquí un esbozo de la misma obra. Una probadita de lo que les espera al leer este prominente autor:

Le entraron ganas de tomarse algo que le calentase el espíritu. Llegó a un barrio muy tranquilo, donde había comercios lujosos y cafés muy decentes. Entró a uno que se hacía llamar La perla. Ocho mesas, nada más. Una entrada con una inmensa puerta de cristal. Desde la calle se veía todo el local. Detrás de la barra una pared con estantes repletos de licores. Un agradable aroma a café tostado. Bombillas que pendían de un techo altísimo de yeso. En las paredes algunas fotos de Bob Dylan y los Beatles. Los meseros vestían informal pero llevaban un polo amarillo. Había 3 o 4 parroquianos. Todos hombres adultos. Uno de ellos estaba de espaldas, era de gran envergadura, y a su lado, sobre la barra, un vaso con agua. Estaba encorvado, leía algo. Patrick pidió un café expreso con tostadas y mantequilla, de pronto, al nombrarlas, se le abrió el apetito. Se quitó el gabán y lo colgó en el espaldar de la silla. El mesero no tardó. Era joven, quizá tendría 20 años. Al verle el rostro, con facciones delicadas, piel de niña y manos pequeñas, le vino el recuerdo de un escritor amigo suyo que hacía años no veía. Lo había conocido en la terraza del café Strava, una noche de verano donde el calor era insoportable y bebían el vino muy frio. Se quedaron hasta que cerraron. Charlaron de sus vidas. Aquel escritor se llamaba Andreiév y le contó muchas anécdotas a Patrick las siguientes ocho semanas que se vieron allí mismo. En los últimos años Andreiév fue lo más parecido a un amigo para Patrick. De pronto una noche no volvió, Patrick lo esperó varios días, pero fue inútil. Andreiév era como si se lo hubiese tragado la tierra. Hoy día nada sabe de él. Se acordó de sus anécdotas, de su locuacidad, nunca llegó a leer un manuscrito suyo, pero creía que era buen escritor porque lograba mantenerte al vilo de la historia. No pudo evitar dejar escapar una sonrisa.
Ordenó una botella de vino, muy fría, por favor. Se había entusiasmado con el recuerdo de Andreiév.
-¿Cómo se llama usted, discúlpeme?
-Philip. ¿Lo he visto en algún lugar?
Patrick levantó la mano en un gesto despreocupado.
-No, no creo. Solo que usted me recuerda un amigo que tuve hace algunos años.
-¿Aún son amigos?
-Sí, supongo que sí.
Patrick miraba la copa de vino. El hombre de la barra llamó al mesero por su nombre. “Philip, por favor” una voz metálica, trascendente. Patrick se quedó pensando. De pronto escuchó el nombre de Guy. Guy. Philip había llamado a aquel señor con el nombre de Guy. El nombre de su padre. Entonces su cuerpo se tensionó. Un foco, preciso y nítido, se centró en aquella figura que estaba de espaldas, todo alrededor se volvió vidrioso. Philip fue a traer algunos periódicos que estaban al fondo del local en una mesita. Guy giró un poco su cabeza. Patrick reconoció su perfil. Era su padre. Quiso levantarse y hacerse a su lado, pero cuando lo iba hacer los pies no le reaccionaron. Estaba anclado a aquella silla. No pudo más que observarlo. Todo se cuerpo descansaba sobre un butaco de madera. Pantalón claro de pana, blazer a cuadros, zapatos cafés de cuero, iba muy bien peinado, su espalda ancha, su cuello firme. Demasiado grande de lo habitual. Recordó lo que había dicho Eugenie. ¿Y sí Guy no era realmente su padre? No tenían mucho parecido. Tal vez en la contextura delgada de sus cuerpos. Tenía que verle sus manos, las de Patrick eran inmensas. Tendría que verlo de frente para detallar sus gestos. Era la única manera de saber si realmente era su padre. Pero ¿qué cosas estás diciendo, Patrick? Por supuesto que Guy es tu padre ¿quién más iba serlo? Bébete ese vino, por favor, y aclara las ideas. ¿Y todo lo que tenías en la cabeza? ¿Esas ideas tuyas de siempre? No dudes. Si lo haces, en estos momentos, te convertirás en un perdedor. Levántate y ve, traba conversación, o hazte el desentendido y míralo de reojo. Pero no pudo. Estaba enfrentando su mayor temor. Simplemente su cuerpo no reaccionó. Estaba tan impresionado. Philip trajo los periódicos y Guy los leyó todos. Patrick casi había acabado con su botella de vino. Guy se levantó y se despidió de los camareros. Posiblemente, pensó Patrick, es un cliente asiduo de la Perla. Echó una rápida mirada a los demás parroquianos y por una fracción de segundo sus ojos se cruzaron con los de Patrick. Supo que era su padre. Salió, a paso lento, por la puerta de cristal, y desapareció. Patrick se levantó y fue a sentarse donde Guy estuvo. El vaso de cristal vacío, los periódicos bien apilados. Menuda distancia entre el butaco y la barra y los objetos que utilizó. Un hombre que quizá rondaba los 2 metros. E iba vestido igual que en sus breves recuerdos, colores claros y telas a cuadros.
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Web Statistics