Lo he hecho. Acabo de terminar una novela corta narrada en primera persona por un personaje ciego. Sí, en primera persona. ¿Ha sido fácil? Para nada, pues puedo ver a la perfección y no es lo mismo cerrar los ojos durante un rato para ver qué se siente. Son experiencias que no vivo, es como cuando una persona blanca escribe sobre un personaje negro

¿La representación de mi personaje es completamente correcta? No lo sé, pero investigué, creo que suficiente, antes y durante el proceso. Puede que hayan errores pero espero que no sean relacionados con el uso de estereotipos o de mal enfoque.

¿Qué aprendí sobre los personajes ciegos? Que aún desconocemos mucho sobre la discapacidad y su correcta representación.

Acompáñame en esta primera entrada sobre el tema (es largo y lo dividí en dos. Una sobre preparación del escritor y otra sobre caracterización del personaje en el papel) y te cuento mi experiencia, como hicimos al representar un personaje con tartamudez.

Por cierto, estos pasos pueden usarse en cualquier investigación literaria, ya sean personajes religiosos, étnicos, raciales o de género.


No, no es un chiste sexista, aunque lo parezca.

Sí, has leído bien. La procrastinación como parte del proceso literario.

Pero Piper, ¿has enloquecido? La procrastinación es el archienemigo de los escritores. El Saurón de Frodo, el Voldemort de Potter, el...

Te entiendo, conciencia. En esta entrada hablaremos de cómo vincular la postergación en cualquier actividad. La escritura en este caso.

Eso tengo que leerlo :(

Vamos. Igual es un artículo corto.

El título debería decir 7 consejos demasiado, demasiado básicos a tener en cuenta cuando entrevistas a una persona negra, LGTBI, con discapacidad, extranjera o de otra cultura, etc, como parte de la investigación que realizas para tu libro, pero quedaba un poquitín largo. 

El objetivo de este artículo es recordarte que uno de los pasos al momento de introducir personajes con los cuales no te sientas identificado, además de contactar lectores de sensibilidad e interrogarse a ti mismo es investigar. ¿Y cómo investigas? Hablando con personas que hagan parte de los grupos representados en tu historia, entre otras formas.

Hoy hablaremos de cómo encarar a estas personas y no morir en el intento. Tranquilo, no es nada de otro mundo. ¿Seguimos?

Dicen las malas lenguas que el ruido ambiente aumenta la productividad y nos hace más creativo, aunque la verdad, soy más del tipo silencio, acompañado en ocasiones por el ronroneo del ventilador y el ladrido de Dino, mi perro. 


Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Web Statistics