¿Cómo describir el color de piel de nuestros personajes? Tercera entrega

A diario me contactan escritores preguntando sobre cómo describir el color de piel de los personajes y, aunque intento resolver todas sus dudas, cada consulta se convierte en un reto que me obliga a investigar, extraer y probar la técnica que mejor se adapte a sus necesidades.

El desconocimiento acerca de los colores y tonos de piel puede parecer preocupante, pero si lo analizamos con calma es una clara demostración de que los escritores se están esforzando por mejorar la caracterización. Por lo tanto, creo que esta entrada es necesaria.

¿Qué tal un abecedario de palabras para ser usadas en la descripción de nuestros personajes?


¿Preparado? Aquí vamos.

Como venía diciendo, encontrar información sobre el color de piel de los personajes es una odisea, pues en el pasado la diversidad y la representación no eran algo que valiera la pena y prevalecía el blanco por defecto. A pesar de que se ha avanzado en este aspecto y parezca gracioso, mi fuente de información son las páginas relacionadas con belleza y maquillaje.

Por consiguiente, si eres escritor y te interesa mejorar la calidad de tus personajes, puedes empezar el tour visitando las siguientes entradas:

¿El color de piel de un personaje realmente importa? Este es un primer acercamiento que te abrirá los ojos.

Cómo describir el color de piel de los personajes negros. Aquí ya entramos de lleno en el tema. Abróchate el cinturón.

Segunda parte de cómo describir el color de piel de los personajes negros. Ampliación con nuevos consejos que te servirán para cualquier tipo de personajes.

¿Ya las leíste? Excelente, continuemos a ver qué nos depara esta aventura.

La palabra adecuada

Hallar la palabra exacta con la que deseamos describir el color de piel de un personaje de nuestra novela es casi imposible, pues no existe un libro en el que se encuentren reunidas todas las características físicas del ser humano y somos tan diferentes que nunca terminaría de escribirse (puede que ya se haya escrito, no sé).

Advertencia: las siguientes palabras las he extraído de novelas, artículos y relatos ajenos o míos para demostrar cómo se usan y no me adentraré en si son ofensivos o si con clichés con patas.

Hoy empezamos con la palabra A.


Alabastro

¿Qué es un alabastro y cómo describo a mi personaje de esa manera?

El alabastro es un tipo de piedra de color blanco que se emplea en la fabricación de esculturas y objetos decorativos. Teniendo en cuenta esta definición, estaríamos hablando de un personaje con piel blanca o pálida, solo que en este caso no queremos usar ese adjetivo. 

Sí. He recurrido a Crepúsculo. Las cosas no andan bien
En los libros Crepúsculo y Amanecer los vemos:

—Me siento segura contigo —confesé, impelida a decir de nuevo la verdad. Aquello le desagradó y frunció su frente de alabastro. Ceñudo, sacudió la cabeza y murmuró para sí:—Esto es más complicado de lo que pensaba.

Parecía perfecta, absolutamente sana. Su piel brillaba como alabastro retroiluminado.

Lee lo que dijo un famoso estilista sobre Blanchett:

La piel de alabastro es una mirada chic, elegante y hermosa que ha estado ardiendo por un renacimiento. 

Si poseemos a un personaje de tez blanca y no encontramos otro adjetivo o palabra, podemos hacer uso del alabastro, aunque lo recomendable es incluir un punto de comparación para que el lector comprenda qué queremos decir.


Almendra

Usar la palabra almendra al describir el color de piel es arriesgado (escritores profesionales comentan que puede ser ofensivo) pero asumo que el secreto está en cómo lo introduzca el autor.



Una piel color o tono almendra sería algo así como una piel marrón tostado. La primera mujer de la imagen presenta un brillo uniforme, con seguridad por la exposición al sol. La otra, que de acuerdo a lo consultado también es almendra, tiene un tono mucho más frío y apagado. 

A continuación, leeremos un pasaje del libro La otra piel, de David Mark:

La cara de su hija se refleja en la pantalla parpadeante, convirtiendo sus mejillas de albaricoque y su frente suave color almendra en un collage iridiscente de imágenes, palabras, números, nombres...

Pese a que esta entrada trata sobre el color de piel, la palabra almendra también es de uso frecuente en la descripción de la forma de los ojos de personajes (los escritores profesionales recomiendan no usarse en la descripción de los ojos de personajes asiáticos).

El siguiente extracto es de un artículo periodístico:

Hubo un profundo silencio de incredulidad cuando Juana contestó. "Pero ahora", sonrió con sus preciosos ojos almendrados, "¡tengo una casa y sé que es mi casa!"


Ámbar

El ámbar es un mineral color naranja amarillento.



Creo que tiene connotaciones poéticas describir la piel de una persona de esta manera, pero, como en todos los ejemplos, queda a discreción del autor.

En el libro La ciudad de las bestias, de Isabel Allende, el personaje Omaira Torres es descrito así:

Bella mulata de unos treinta y cinco años, con cabello negro, piel color ámbar y ojos verdes almendrados de gato. Se movía con gracia, como si bailara al son de un ritmo secreto.


Anémico/Anémica

Entiendo que esta palabra puede parecer absurda y no pase por tu mente incluirla en la descripción de un personaje, pero puede ser muy útil al hablar de la palidez de otro (ya sea general o del rostro) de manera despectiva.

A diferencia de las palabras anteriores, esta carece de total hermosura poética.



Frank Kafka hace uso en su libro El proceso:

—¿Cómo? —gritó K, y miró asombrado a los tres.Aquellos jóvenes tan anodinos y anémicos, que él aún recordaba sólo como grupo al lado de las fotografías, eran realmente funcionarios de su banco, no colegas, eso era demasiado decir, y demostraba una laguna en la omnisciencia del supervisor, aunque, en efecto, se trataba de funcionarios subordinados del banco. 

Ingenioso. Te los imaginas flacos, desgarbados.

La escritora Leila Guerreiro también lo usa en su libro Frutos extraños pero relacionado con la actitud:

—Aquel hijo de puta me debe seiscientos dólares. Y ahora no sabés toda la plata que tiene. Yo, con lo que tuve, ahora podría tener un departamento en Buenos Aires y vivir del alquiler, o tener dos departamentos en la ciudad de Corrientes, o…
A su paso niños y mujeres lo saludan, y él responde con un gesto flojo, anémico.



Albaricoque


El albaricoque es un fruto conocido como damasco. Al existir diferentes especies, su color varía, por lo que podemos encontrarlo blanco, amarillo, rojizo o anaranjado.

Es poco probable hallar pieles color albaricoque, debido a lo cual estamos hablando de pieles con tonos anaranjadas.

Estuve tentado a subir la imagen de Donald Trump
En el libro La buena vida, libres para pensar, de Enrique Monasterio, podemos detallar su uso:

Lo que ocurre es que los chavales nunca hacen el ridículo como los viejos. Una carita adolescente, con o sin granos, y una piel de albaricoque, resisten cualquier indumentaria o adorno, por muy mortera que sea.

El albaricoque posee una piel suave que se asemeja al terciopelo (esa fina tela con la que se confeccionan prendas y cortinas) y se presta muy bien para darle un doble sentido (color y textura). 

Como siempre, sería bueno introducir un punto de comparación. Algo como: 


Su piel albaricoque me recordaba esa tersa fruta que descansaba en el centro de nuestra mesa. 

Supongo que lo harás mejor.


Albino/albina

No estamos hablando de introducir a un personaje que presente albinismo. 

El albinismo es un grupo de enfermedades hereditarias que afectan la manera en que el cuerpo produce o distribuye el pigmento (el material que produce color). Las personas con albinismo tienen una cantidad reducida de pigmento (o ausencia del mismo) en los ojos, el pelo y la piel. La palabra "albinismo" viene de la palabra latina albus, que significa "blanco".

Por lo tanto, y a pesar de que para algunos puede parecer ofensivo, existen escritores que han introducido la palabra albino en sus escritos.

En el libro La leyenda de la isla sin voz, de Vanessa Montfort, lo observamos:

Más bien parecía un adulto al que un encantamiento hubiera disminuido hasta adquirir las proporciones de un infante. El cabello le llegaba hasta los hombros y tenía una blancura albina, desagradable, con esos ojos rosáceos propios de ese tipo de piel. Sus brazos eran largos y finos, y sus manos, delgadas, con las uñas más largas de lo deseable.

También en El universo de piedra, de Julian Portal:

En el caso de Kelloc, los mechones abundantes tienen un negro brillante y hacen un distingo con su piel, un tanto curtida; a diferencia de la blancura albina de sus otros hermanos.


Azulado/azulada

Para encontrarnos a alguien de piel azul tendríamos que viajar a Pitufilandia. No obstante, la palabra azulado puede ser utilizado si lo creemos conveniente (no estoy hablando de la cianosis).

La piel azulada entra en la categoría de pieles con tonos fríos, como mencioné en esta entrada, y se refiere a un subtono o al matiz que subyace al color de nuestra piel, que puede pasar desapercibida pero que es la base para seleccionar el tipo de maquillaje y de joyas a usar.


El siguiente párrafo es de mi autoría y está inspirado en la película Moonlight:

José estaba en la mitad de la calle y no pude evitar notar que su piel, bajo la luz de la luna, se veía azulada.

Bueno, esto ha sido todo por ahora. No estás obligado a usar estas palabras en tu escritura ni en tus libros, pero creo que otorga algo de variedad en las descripciones de personajes.

La próxima entrada tratará de las palabras para describir el color de piel que empiecen por la B... y quizás por la C. Vaya, me espera mucho trabajo.



¿Te ha parecido útil? ¿Conoces otras palabras para describir colores y deseas compartirla con nosotros? ¿Qué palabras usas? ¿Te imaginas las palabras que empiecen por Z... color zombi?


11 comentarios:

  1. Si piensas repasar todo el abecedario tienes faena para rato. Buena entrada, como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lorenzo. Sí, vamos a subirnos a este dragón de las palabras para describir color de piel. Espero que te guste. Gracias por pasarte

      Eliminar
  2. Estupenda entrada. En ocasiones se queda una sin palabras al escribir. Te agradecemos el esfuerzo, Piper.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena iniciativa! Gracias por compartir esto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Belén. De nada, espero estar a la altura de lo que esperan. Como dijo Lorenzo en el primer comentario, es una gran faena.

      Eliminar
  4. Ya más de una vez me han tachado de racista por el modo en el que describo el color de piel (aunque no les culpo. La mayoría de quienes lo dicen han leído un relato en el que les describo como "negros", apropósito, pero hay quien se queja). La verdad es que en mi país no es que el racismo se perciba con mucha fuerza, pero es verdad que aún se siente en algunos aspectos. Me hizo gracia lo de piel color zombie; ¿esa sería verde, o grisacia? yo creo que lo pondría con un poco de ambos, porque entre los zombies negros y blancos no debe haber discriminación; los pobres no tienen la culpa de haber sido zombificados XD. Supongo que colores con "b" sería el blanco y el berro, mientras que con c serían caucasico, cachapa y cachicamo XD. Venga que el color cachapa debería ser reconocido a nivel internacional, digo, almendra es un color marron, cachapa saría amarillento ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Anónimo. Gracias por pasarte y comentar. En cuanto a lo que dices, el uso de la palabra negro al describir a un personaje no es erróneo aunque puede ser despectivo según como lo hagas. Además, si te tomas la molestia de describir a tus otros personajes blancos, por qué los negros se quedan en esta categorización que ni siquiera es descripción.

      Gracias por pasarte y cuídate mucho

      Eliminar
  5. Felicidades por este nuevo post. Estoy enganchada a tus entradas relacionadas con el color de la piel así que celebro que continúes trabajando en el abecedario de tonos. Incluso se me ha ocurrido anotar todas las alusiones a la piel que encuentre a partir de ahora. Gracias por dar a conocer que el color en la literatura sí importa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Oyi, gracias por pasarte y comentar. Mira que es necesario este tipo de entradas para fortalecer nuestras descripciones y mejorar el vocabulario de los escritores. Mira que lo que tengo en mente y he encontrado te va a gustar mucho más. Cuídate mucho

      Eliminar
  6. ¡Esto es muy útil! Siempre se me complican las descripciones físicas (desde la forma de la nariz, hasta el color de la piel).
    De momento, no veo el color que suelen tener mis personajes (aunque la opción de almendra me servirá, con algunas aclaraciones... ). Esta entrada me anima a buscar las palabras en lugar de evadir el tema o usar algo estándar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Tania. A mí me sirvió mucho conocer la gama de tonos para mi escritura, y en cuanto a la forma de la nariz... estoy trabajando en un proyecto sobre este tema. Veremos cómo termina todo. Por ahora vamos poco a poco. Cuídate.

      Eliminar

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Web Statistics