Cómo crear un giro en la trama de nuestra novela: lluvia de ideas

En ocasiones, cuando estamos escribiendo, llegamos a un punto en que, como pocas veces ocurre, nos sentimos tan a gusto que la trama fluye con extraña naturalidad. Cada palabra, descripción y dialogo parecen explotar como un orgasmo en nuestra mente y creemos haber encontrado por fin el hilo. Sin embargo, no nos damos cuenta de que hemos obviado, por falta de experiencia o por encontrarnos demasiado sumergidos en el tema, que todo, absolutamente todo, es demasiado previsible. Estamos frente a un texto carente de sorpresas, monótono y aburrido.

¡Qué puedo hacer, Piper! ¡Dímelo, por favor! 

Ya, mi impaciente, amigo.

"Consejos para crear un giro en la trama de una novela"
El mejor giro de trama de la historia

Los giros en la trama son esos eventos inesperados, esa revelación que cambia todo y nos hace pensar "Vaya, eso no lo esperaba. Qué buena novela y qué excelente escritor es Piper"

Es necesario poseer la habilidad de encuadrar cada hilo con cuidado para no introducir los giros de manera desordenada e incoherente, pues puede hacernos ver como novatos ante el lector, quien podría pensar: "y de donde diablos resultó ese salvador misterioso. No soy tan estúpido como para no darme cuenta que es un recurso de ultimo minuto". 

Existen diferentes formas de hacerlo. Un ejemplo básico es la técnica del narrador no fidedigno, estilo que uso con regularidad en mis textos. Sucede cuando el narrador esconde, miente o da opiniones que ponen en tela de juicio la veracidad historia. Al existir ese bache de duda, se facilita la ocurrencia de hechos y situaciones sorpresa. Este narrador, que recomiendo y usé en mi última novela, usarse con cuidado y tacto, para no dar la impresión de haber manipulado el sistema a favor de la trama. Uno de sus mayores y mejores exponentes es Agatha Christie. El litoral.com nos habla un poco de su técnica:
Esta autora, no muy apreciada en el mundo académico, practica algo muy interesante en El asesinato de Roger Ackroyd (1926): hace que el asesino sea el narrador. No se trata de la vuelta de tuerca en la que el asesino es el detective como en Crímenes imperceptibles (2003) de Guillermo Martínez o en El enigma de París (2007) de Pablo De Santis; va más allá: el asesino es el narrador, el personaje del cual el lector nunca sospecha, puesto que tiene depositada su confianza en él. El recurso de Agatha Christie impacta sobre los presupuestos con los que cuenta un lector a la hora de abordar una novela: el narrador es el asesino, el narrador engaña y, por lo tanto, todo lo que se ha leído se pone en tela de juicio.
También observamos un excelente giro en la película La Isla Siniestra de Scorsese, con Leonardo Dicaprio y Mark Ruffalo. Dos detectives son enviados a una institución mental para resolver un caso en particular, pero al final de la película se nos revela que Dicaprio en realidad es "el paciente más peligroso" de Shutter Island (el nombre de la institución mental) y Ruffalo es  en realidad un médico. Todo ha sido una conspiración perfectamente diseñada por el personal del manicomio. Confieso que tuve que ver la película dos veces para entender el final.

Existe una forma de introducir nuevos giros que no recomiendo mucho: la ensoñación o explicar que TODO el libro fue un sueño. Este recurso también puede ser visto como un Deus ex Machina si no se usa con cuidado.

A continuación les dejo una lluvia de ideas acerca de las diferentes formas en que un escritor puede aportar ese revés dramático. 

OJO: no sugiero que te conviertas en un escritor improvisador o un escritor solo sorpresas. Me imagino que a estas alturas tienes definida la estructura de tu novela y tan solo has llegado a en este blog buscando un consejo para destruir esa historia predecible.

Desechar la idea principal y tomar un camino loco e inesperado. Lo primero es guardar una copia de seguridad del primer manuscrito. Luego, en el nuevo documento, redacta una idea descabellada sobre la trama que ya llevabas. Una que ni siquiera imaginaste durante la primera redacción. No importa que no te agrade en lo más mínimo, recuerda que las buenas ideas no tienen porque ser las que nos gusten. Sé arriesgado y audaz. 

Para ser un gran escritor debes romper paradigmas y tabúes. De lo contrario seguirás escribiendo la historia de la chica amarrada a la vía del tren y que será rescatada en el último momento por el comisario del pueblo en Nuevo México. 

Revelar un secreto es también una estrategia efectiva e interesante para "voltear la torta" en la historia. 

Cuando se encuentre en el clímax de un capitulo o la trama se halla estancado, ¡pum! Explota el secreto como un volcán. ¡Zas! En tu cara. Debe tener cuidado de que la información a exponer sea lógica.

"Consejos para crear un giro en la trama de una novela"
¡Yo soy tu padre!
Algunos recomiendan que la mejor forma de darle un giro a la trama es empeorándolo todo. Y no me refiero solo al contexto del protagonista. También es posible empeorar la trama del villano, quizás haciéndole decidir entre salvar a su hija o sacrificarla al demonio Tabima o destruyendo el puente por el cual un despiadado rey alcanzaría la victoria en una cruenta guerra contra los humildes enanos. Cuando vea que la escena pinta pajaritos, repita esta pregunta mentalmente cinco veces "¿Qué es lo peor que puede pasar?" Tenga cuidado de no introducir un Diabolus ex Machina. Verá las maravillas que nuestra retorcida mente puede concebir. ¡Tú también! ¡Brutus! ¡Hijo mio!

Si el argumento de la trama no da para carnicerías, explosiones o decapitaciones, se puede recurrir a un elemento existente en cada uno de los seres humanos y que puede usarlo tanto en los personajes principales como en los secundarios: Una mentira. Describir ese momento dramático en que el mejor amigo del protagonista, ese que le acompañaba en las borracheras y con quien compartió el pan, clava el puñal por su espalda, despertará las pasiones en los lectores y hará que el noventa por ciento de ellos lloren sorprendidos. 

Si ve que la historia ha resultado ser más corta de lo que creyó, acuda a una estrategia simple que nos mantuvo pegados a nuestros asientos, y que sin darnos cuenta, marcó la infancia de muchos de nosotrosel alargue del final.  Me refiero nada más y nada menos que a Super Mario Bros. Sí. El videojuego en el que teníamos que rescatar a una princesa raptada por una tortuga malvada. 

Para que el juego continuara, continuara y continuara, Miyamoto nos hacia recorrer un mundo loco y un laberinto infernal, para al final haberse equivocado de castillo. Podemos usar este método, con sabiduría, pues puede generar cansancio en el lector y obligarlo a cerrar el libro; aunque si la historia, ambiente y personajes fueron bien manejados, habremos generado un deseo por saber más y más

Por último, uno de los menos recomendados, pero que si se usa con sabiduría genera un extraño sentimiento de tristeza y satisfacción al cerrar el libro es permitir, toma asiento y prepárese para lo que viene, que nuestro héroe pierda al final de la novela. Sí. Luego de haberlo salvado de dragones, traidores, bombas nucleares, secretos reveladores y prostitutas pagadas, cerrarle todas las puertas para hacerlo desistir de todo. O  puede ir más allá arriesgándose a perder fanáticos: otórguele una muerte digna de su papel en la historia. Dele a sus lectores un final imposible de olvidar y que cause furor en las redes sociales, donde no podrán dejar de discutir acerca de un desgraciado escritor llamado fulanito.

Lo importante al incluir los giros en la trama es dejar a un lado los complejos literarios, ser capaces de ir más allá y creerse la idea de que lo que estamos escribiendo es lo mejor que le puede suceder a nuestra historia. Eso sí, debemos estar dispuestos a: 

"Consejos para crear un giro en la trama de una novela"

7 comentarios:

  1. Hola el articulo lo encontré como caído del cielo.
    Si pudieras responderme a la pregunta de si es recomendable dar un giro cada cierto tiempo o estaría bien que la situación de la novela vaya bien y de pronto venga un giro inesperado y luego otro y dos o tres seguidos para que empeore la situación, claro que haciéndolo emocionante y no totalmente pesimista.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Victor. Gracias por participar de la entrada y qué bueno que te gustó. Pues queda a discreción del escritor, de la temática que estás escribiendo y el trasfondo que le hayas dado a ese inesperado giro.
      Si bien puedes incluir un solo giro cada cierto tiempo (el cada cierto tiempo es bastante subjetivo) también puedes incluir pequeños giros constantemente en las tramas secundarias. Algunos con mayor peso que otros, pero al fin y al cabo, giros.
      Mi consejo es que los giros monumentales o principales, esos que golpean al rostro del lector, no sean muy frecuentes o te conviertes en algo demasiado predecible. Debes ser moderado y llevar un control del ritmo en la narración. Ese es el secreto de las vueltas de tuerca. Sorprender al lector.

      Eliminar
  2. Hola, muy buenos consejos, solo en difiero en lo que dices, de que la muerte de Eddar Stark es el mejor giro de trama de la historia, a mi no me lo pareció y no entiendo por qué muchos lo dicen. Mucha gente se sorprendió porque pensaban que él era el protagonista, pero yo vi la serie y desde el primer episodio se ve que los protagonistas son Daenerys y Jon Snow, que por cierto me parecen estereotipos (Daenerys la chica bella rubia débil y desamparada que luego se hace fuerte y regresa para vengarse; y Jon Snow, el chico apuesto, bastardo que no saben quienes son sus padres, y luego se descubre que es el heredero al trono). Un giro de trama cambia los acontecimientos, te deja con la duda: "No se me ocurre qué pueda pasar ahora en la historia". La muerte de Eddar no cambió absolutamente nada, el trono siguió estando en mano de Joffrey y los Lanister, la muerte de Jofrey tampoco, igual el trono siguió en manos de los Lanister, de hecho ninguna de las muertes ha significado un giro en la trama. Una muerte que pudo haberlo sido, fue la de Drogo, en el caso que él le hubiese prohibido a Daenerys ir a reclamar su trono, pues con su muerte ella hubiese quedado libre para hacerlo, pero Drogo ya había dicho antes de morir que la ayudaría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Muy respetable tu opinión sobre el giro en la muerte de Eddark. Creo que fui uno de los pocos ingenuos que creí que Eddark sería el protagonista. Por otro lado, que bueno que te gustó la entrada, lo importante es darle a los lectores esas sorpresitas que no se esperan

      Eliminar
  3. Excelente comentarios, estoy escribiendo una historia de cutting para adolescentes y lo más previsible es que el chico parara en la emergencia del hospital mas cercano con manos o piernas ensangrentadas, pero quiero darle un toque diferente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Clemente. Qué bueno que te gustó la entrada. En cuanto a lo que debes hacer es ir en contra de lo que haríamos los escritores promedio. Imagina varias opciones y por medio de la lluvia de ideas escríbelas en una hoja. Piensa cómo cambiaría la historia con cada una de las opciones y elige la que te haga sentir mejor o la que creas que es lo más indicada para la trama.

      No tener miedo es la clave. Sé arriesgado.

      Eliminar
  4. Muy buen articulo, ya que suelo "pelearme" muchisimo con las tramas de mis historias sobre cuando y donde o porqué meter un giro.

    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Web Statistics