Entonces... ¿No soy racista si creo villanos o antagonistas negros?

Seamos honestos, los escritores no tomamos decisiones sin antes poner cada opción sobre una balanza. Que si tal personaje debería morir, si vale la pena incluir un prólogo o si sería mejor dejarlo como el primer capítulo del libro. 

Lo mismo ocurre con los villanos o antagonistas. Dependiendo del género o del tipo de historia que contemos, estos serán malos por naturaleza, poseerán un trasfondo, un trauma, una motivación, serán simples antihéroes o, aunque parezca algo fútil, serán blancos o negros.



No voy a entrar en reflexiones, pues en el artículo anterior explico todo lo que debes saber antes de abordar este tema. Tampoco voy a responder si se es o no racista por crear villanos negros. Solo voy a dar unos consejos para que los escritores introduzcamos villanos no blancos con confianza, sin miedo a malas representaciones o estereotipos.

Empezaré aclarando que en los comentarios del artículo anterior una usuaria de nombre Vnnsbp resumió la mayoría de aspectos a tener en cuenta, por lo que usaré su participación como apertura en cada punto. 

Que haya equilibrio

La ley de los pares. Si tu villano es malvado y negro, debes tener una persona negra que represente buenos valores. Y eso no debe ser difícil, ¿no? De esa forma evitar que todos los negros que están en el libro o la película sean malvados.

Si tienes un reparto de ocho protagonistas buenoides que van a salvar al mundo, ¿por qué el villano debe ser negro o no blanco? Peor aún, ¿el único negro de la historia? Te obliga a pensar un poquito.

Nada que no se pueda resolver. Incluye por lo menos  a un personaje negro en el bando de los buenos o en un papel de confianza para el protagonista, de esa manera se equilibra y se disminuye la carga de negatividad hacia el villano no blanco. 

Deja a un lado las típicas excusas de que que el elenco queda demasiado recargado con musulmanes, asiáticos o negros. Vamos, si creaste uno en el bando de los malvados, puede haber otro(s) en el de los buenos, y por qué no, en el de los neutrales o en todo el ramillete de personajes. Solo es cuestión de querer hacerlo, de dejar de relacionar la negrura con lo negativo.


Adiós estereotipos

Que el villano no sea estereotípicamente negro. Ósea que no se quede en el cliché, porque así apoyas dos estereotipos. 

Muchas personas negras viven discriminación tan solo porque los demás poseen conceptos negativos extraídos de los medios. Que somos consumidores de drogas, ladrones, pobres. Los estereotipos no son buenos.

Por lo tanto, y siendo congruentes, cuando estés en el proceso de creación y caracterización de tu antagonista, hazlo villano por las decisiones que tome, no por su color de piel.

Normalmente, cuando estoy dando consejos sobre escritura de superhéroes, recomiendo ver al villano como el héroe de su propia historia. Es decir, un personaje que cree que sus acciones, por malvadas que nos parezcan, están justificadas. Es mucho mejor que un enemigo de bigotes largos, nariz aguileña y maldad absoluta.

Mi consejo, piensa en si estás creando al villano basándote en creencias erróneas. Si es así, investiga sobre estos prejuicios y bórralos. Queremos personajes redondos, tal como, con seguridad, haces con los protagonistas.

Una causalidad

Hay una conexión directa con la raza del personaje y la historia.

Aunque siempre me opongo a crear personajes directamente desde su raza o color de piel, este es un punto sobre el cual se puede trabajar si se aborda de forma correcta.

He leído a escritores que crean personajes negros sin tener en cuenta sus características propias. Me explico, si quisiera crear a un villano poderoso en sentido económico  y que creció en los barrios bajos de Filadelfia, me es imposible dejar de lado aspectos relacionados con su posible origen en el gueto.

Si estoy haciendo mi tarea bien, en algún momento la cultura y el origen me obligarán a rehacerlo. Tomemos como ejemplo a Killmonger, el villano de la película Pantera Negra. Si el autor hubiese pasado por alto la relación directa de este con sus orígenes bien podría haber creado a un personaje blanco.

Pero para llegar a este punto es necesario haber investigado muy bien o de lo contrario se podría caer en estereotipos. En una próxima entrada ampliaré este tema.

Dale poder

Échale un vistazo a tus historietas, a un libro de ficción o a alguna peli. ¿Cuántos personajes negros villanos encuentras? De esos, ¿cuántos son gánsteres o están relacionados con delincuencia callejera?

Como consumidor de cómics de superhéroes debo decir que el personaje de piel negra pocas veces tiene un papel de supervillano importante. Casi siempre lo vemos como un segundón o un jefe de pandilla. Por eso, en vez de hacer a un Kingpin negro que enfrente a Daredevil, ¿por qué no crear a otro villano poderoso no blanco? 

Kingpin negro
Más allá de restringir sus objetivos a la delincuencia organizada o callejera, la ubicación de villanos negros en el gueto ha tenido otros dos efectos que les impiden ser supervillanos importantes. Primero, ha limitado sus poderes y habilidades. En su mayor parte, suelen depender de su destreza de lucha o acceso al armamento. Marvel, en particular, tiene una letanía de villanos negros que portan armas pesadas.

Y segundo, más allá de limitar en gran medida sus poderes, ubicarlos en lugares urbanos también ha hecho que muchos sean figuras redimibles. Algunos no se quedan como villanos, e incluso aquellos que permanecen, tienen su villanía aparentemente justificada. Sin lugar a dudas, producto de la culpa liberal blanca y del repentino interés de la industria del cómic por abordar los problemas sociales en la década de 1970. El nacimiento de los superhéroes negros coincidió con el surgimiento de villanos negros algo simpáticos. 

Es decir, por razones altruistas, los escritores blancos crean villanos negros no tan malos para no reforzar estereotipos negativos.

Mi consejo, más allá de suavizar al personaje negro para que no sea taaaan malo, es desarrollar personajes complejos. Ahí está la clave. En vez de minimizar las características propias es mejor incorporar o reforzar propiedades asociadas a la mente, como inteligencia, sabiduría y control. Queremos ver negros encabezando malvadas empresas multinacionales e ideando planes para el control mundial. No solo usando blin g bling y liderando pandillitas de negros.

Para terminar, analizaremos a dos personajes negros que hicieron de villanos en los medios. Ojo, hay destripe.

Erick Killmonger, de la película Pantera Negra: personaje redondo en el buen sentido de la palabra. No es un villano porque sí ni porque es negro. Tiene motivaciones claras. Él asume que sus acciones son buenas, independiente del medio o de las consecuencias. 


Para este personaje, el solo hecho de ver que ocurre un crimen y no hacer nada al respecto, incluso si se puede, lo convierte en culpable tanto como la persona que comete el crimen. Wakanda es culpable. Killmonger está decepcionado con su propia nación que, por un lado, se enorgullece de ser la más poderosa, pero por otro lado, se esconde del miedo.

Desea que Wakanda salga y ayude a todos sus hermanos necesitados. Quiere que lo hagan sin pensar en las consecuencias. Quiere enseñar a los wakandanos que con un gran poder vienen grandes responsabilidades.

Ojo, él no está en la película para vengarse y destruir a la nación que fue gobernada por el asesino de su padre. Lo que hizo que Killmonger se convirtiera en el villano fue que 1)se oponía a T'Challa y quería el trono, y lo más importante, 2)estaba dispuesto a obtener lo que quería, sin importar el daño que le hiciera a los demás.

Al final vemos que T'Challa decidió abrir las puertas de su nación y ayudar a otras naciones sin sacrificar su moral ni matar a personas inocentes. Aunque el fin era el mismo, Pantera Negra quería mantener la paz, mientras que Killmonger trataba de comenzar una revolución violenta.

"Entiérrenme en el océano, donde mis antepasados ​​saltaron de los barcos, sabiendo que la muerte era mejor que la esclavitud". -Erik Killmonger.

Elijah Price, Mr Glass de la película El protegido: gran, gran personaje. 

Cuando Elías nació, la segregación sigue siendo la ley en Estados Unidos. En el momento en que traen a un médico negro a la parte trasera de la tienda para ver cómo está una madre negra y su hijo, lo sorprendente es el miedo que tiene el médico de los blancos en la sala. El médico intenta sonreír al descubrir que los brazos y piernas de Elijah están rotos. Le pregunta: "¿Dejaste a este bebé?" Sonríe, probablemente porque está aterrorizado y piensa que fueron las personas blancas las que lo lastimaron al momento de nacer. Está tratando de pacificar, de lidiar con un mundo que sabe que es capaz de lastimar a un bebé a propósito. Bravo.


Nos mentimos a nosotros mismos y decimos que el mundo es diferente en el siglo XXI, pero no lo es. El temor que el médico y la madre de Elijah experimentaron en 1961 es el mismo temor que las personas de color temen por parte de la policía de Estados Unidos y muchos de nuestros líderes políticos. 

Elijah se presenta como un bebé cuyo cuerpo se rompe al nacer. El primer momento en la pantalla de Elijah es la definición misma de una persona inocente. No te vuelves más inocente que un bebé en peligro. No nace malvado ni es malvado por su color de piel.

Es imposible odiarlo. Es un hombre débil, cuyo cuerpo se quiebra con una facilidad asombrosa. Un hombre que ha sufrido toda la vida y en su niñez fue objeto de burla por eso. Lo apodaban "Sr Glass" o "Señor Cristal". Un hombre que encontró un escape a su sufrimiento en las historietas. Un hombre con un trauma.

Sr. Glass es un mal tipo. Mató a miles de personas. Pero podemos ver cómo su cerebro justificaba sus acciones. Elijah pasa toda su vida necesitando creer que hay alguien por ahí que es su igual y opuesto, alguien que no puede romperse, alguien cuya voluntad y moralidad pueden ser templadas en acero. 


Para terminar, no me opongo a que se creen villanos de piel negra, pero si no sabes cómo hacerlo y no te apetece investigar ni usar lectores de sensibilidad, mejor no lo hagas. No refuerces pensamientos ni conceptos negativos, por favor.

Y si eres o no racista por crear villanos de piel negra, eso solo tú lo sabes.

2 comentarios:

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Web Statistics