20 herramientas para escritores: cómo sobrevivir en el mundo editorial

Escribir es un trabajo. Solitario, desagradecido (para algunos) y competitivo, pero trabajo al fin de cuentas, por lo que hoy hablaremos de aquellas herramientas que hacen de este proceso algo más llevadero, o menos tortuoso, allá cada quien.

Los menos complicados dirán que con lápiz y papel basta, pero cuando hablamos de productividad estar a la vanguardia otorga un plus. 

El listado de herramientas que veremos a continuación son las que he usado en algún momento y de las que puedo dar fe. No significa que sean las únicas del mercado o que todos deban usar las mismas. Para gustos, bolsillos y antojos...

Destornilladores, llaves, serruchos, martillos

1. Scrivener: alguna vez lo usé pero lo confieso, no es mi fuerte. Sin embargo, muchos escritores saben sacarle provecho y llevan todos sus proyectos literarios allí. Yo soy más clásico y apenas puedo con Word

Instalar este programa en tu computador te ayudará a controlar tu escritura y a poner fechas límites, entre otros. Si quieres saber más te invito a ojear este megatutorial de David Olier, conocido como Cabal. Nos trae todas las novedades de Scrivener 3. Con seguridad a más de uno le resulte práctico hacerse con el programa y trasladará allí su manuscrito.

Para los que no gustan de Scrivener, o buscan una opción gratuita, está Reedsy

Aunque Reedsy no 

2. Scrivener para android: escribir sobre la marcha es casi una obligación. Con los afanes de nuestros días no sabemos cuándo sintamos la necesidad de escribir y no contemos con el computador o el cargador.

Para mayor información en este manual de Jennifer Moraz hallarás todo lo que necesitas para usarlo desde el móvil. Muy útil.

3. Bloqueadores de internet: las distracciones nos impiden escribir con soltura. Está comprobado que perdemos mucho tiempo abriendo páginas web, revisando redes sociales y leyendo blogs. 

Estos bloqueadores no deben usarse solo con el teléfono móvil, es necesario activarlos tambièn al escribir en el computador. Hace algún tiempo hablé de Forest y cómo me ayudó a luchar contra la procrastinación y a terminar Héroes de cajón

Para el computador recomiendo StayFocusd.

4. Aplicaciones Pomodoro: si no crees, no deseas ni asumes que necesitas bloquear las funciones de tu computadora o tu móvil, puedes usar la técnica Pomodoro. 

Para los que no la conocen, esta técnica aumenta la productividad. Se usa un temporizador para dividir el tiempo en intervalos indivisibles, llamados pomodoros, de 25 minutos de actividad, seguidos de 5 minutos de descanso, con pausas más largas cada cuatro pomodoros. 

Mi aplicación favorita es TomatoTimer.

5. Página web: hoy en día, con todo esto del marketing para escritores y la visibilidad, se considera imprescindible que todo escritor lleve una página de autor. No voy a entrar en controversias sobre si es mejor gratis o pagar por ello. En mi caso estoy alojado en Blogger pero estoy en proceso de cambiar a mi propia página. También están los que llevan Wordpress. Para mayor asesoría contactar al experto David Olier, quien lleva la delantera en desarrollo web para escritores y profesionales literarios.

Y si estás dudando entre abrir o no tu página, te recomiendo este artículo en el que un panel de expertos nos dan su opinión.

6. Seguimiento de palabras: nada como llevar las estadísticas de cuánto escribes, como hacemos cuando participamos en el NaNoWrimo. Si posees metas o simplemente quieres evaluar tu productividad te recomiendo Svenja Gosen. Es la que yo uso. Aunque existen muchos programas para ello, casi todos basados en Excel. Los chicos de La Maldición del Escritor nos enseñan otros modelos. Lo importante es hacer seguimiento de tu trabajo.

Svenja Gosen es un artista gráfico y pone a disposiciòn diferentes hojas de seguimiento con dibujos muy chulos, desde Supernatural, Tolkien y superhéroes. Obviamente el mío es de Groo. Aunque el artista los hace personalizados.

Captura de pantalla de mi contador de palabras con el personaje Groot
Soy Groot
¡A contar palabras!

7. Bullet Journal: o bujo. Esta herramienta cae como anillo al dedo para los más dedicados y organizados. Llevar un cuaderno personalizado es el secreto cuando hablamos de productividad y diversión.  No, no me refiero a una agenda convencional. Nos encontramos ante un sistema adaptado según nuestras necesidades.

La verdad, la primera vez que escuché sobre el bujo fue con Coral Carracedo, pero poco a poco se ha ido ganando un espacio en la mesa de todo escritor. ¿Ya tienes la tuya? En esta página explican cómo hacerlo.

8. Organizadores y listas: si no eres tan creativo y lo tuyo es la simplicidad, nada mejor que esas aplicaciones que te permiten crear listas sencillas de trabajo. Ordenas las tareas y organizar los pasos de tu escritura o de tu casa.

Aunque Colornote es muy útil, recomiendo Wunderlist.

9. Organizadores más complejos: si lo tuyo va más allá de simples listas, nada como evitar la multitarea y aumentar la productividad. Yo estoy experimentando con Trello y, por el momento, estoy muy conforme.

Esta aplicación me permite organizar mi vida diaria, elaborar listas mucho más complejas y gestionar varios proyectos, como el blog, la escritura de ficción y de no ficción. Recomendada.

10. Un cuaderno de notas: sí, un simple cuaderno, blog o libreta, como lo quieras llamar. Escritor que se respete debe tener uno a la mano, pues nunca sabemos cuando nos llegue la inspiración. ¿Nunca han tenido una brillante idea mientras conducen o cuando están en la cama... durmiendo?

11. El cuaderno de viaje nos facilita el tomar notas cuando estamos fuera de casa y no deseamos complicarnos la vida con inflexibles y pesados cuadernos. Son de cuero elegante y se adaptan a los bolsos y bolsillos. Todos deberíamos tener una en nuestras vidas. 

12. Cuaderno para la ducha: sí, no tengo las estadísticas de cuántas ideas han llegado mientras me lavo el trasero. Tenlo siempre a la mano. Ya no hay excusas.

13. Aplicaciones para tomar nota: si consideras obsoleto o no tienes espacio para cargar cuadernos y libretas, nada mejor que hacer uso de la tecnología. No hay excusa para no descargarlas en nuestros móviles. ¡Hay centenares! 

Yo uso Evernote, Colornote y Memocool. Sí, llevo tres aplicaciones para tomar nota. Tomo muuuucha nota.

14. Gestores de proyecto: aunque al inicio de este artículo mencioné que la escritura es algo solitario, no es cierto, no podemos dejar a un lado a los mentoresagentes literarios, los lectores beta, los lectores de sensibilidad, correctores literarios y todos aquellos que formen parte de nuestro equipo de trabajo.

Mi herramienta recomendada para el trabajo en equipo es Quip. Les dejo un tutorial de Quip. Con esta herramienta se pueden gestionar proyectos entre varias personas.



15. Lector de Feeds RSS: escritor que no use uno está desactualizado. Seguimios tantas páginas y blogs que es casi estar al tanto de lo que publican, por lo que esta herramienta es la moda. Encuentra y extrae las historias que te interesan. El mío es Feedly.

16. Buffer: ¿qué sería de mi vida sin esta aplicación? Compartir publicaciones en redes sociales no debe ser tomado a la ligera, por lo que nada mejor que Buffer. Nos permite programar el contenido y analizar la proyección de este contenido, uno de los aspectos importantes en aquellos que trabajamos nuestra marca personal como escritores. Tiene muchas otras funciones que pueden obtenerse en su función de pago. 

17. Conversor de libros electrónicos: si eres un escritor independiente sabes lo imprescindible que es esta herramienta y, con seguridad, ya tendrás tu favorita. Existen algunos creadores en línea y otros que deban instalarse en el computador. Puede que te parezca algo complicado pero luego de un tiempo, de ensayo y error y de seguir a expertos como Valentina Truneau, podrás sacarle el mayor provecho. 

En mi caso uso Calibre. Es muy útil e intuitivo.

18. Lector electrónico: mi mayor deuda. No, no tengo lector y no creo que por ahora pueda hacerme con uno, por lo que leo directamente desde el móvil. No obstante, todos los escritores deberíamos contar con uno. 

Aunque no soy un experto en tecnología, mis amigos recomiendan Kindle Paperwhite.

Pero si eres como yo y puedes hacerte con un móvil que no te canse demasiado al leer tus libros electrónicos, existen muchas aplicaciones para ellos, desde el reconocido Kindle para Android hasta Kobo Books. Yo uso tres que me han gustado mucho. En cada una poseo una vasta biblioteca: Aldiko, Kindle y Google play books



19. Canva: asumo que la mayoría de los escritores conocemos esta aplicación y la usamos con frecuencia, ya sea para el blog, las redes sociales o nuestros libros.

Canva es una potente herramienta para crear contenido web de todo tipo. Con Canva podemos crear carteles, posters, infografías, documentos, tarjetas de visita, covers de Facebook, gráficos de forma muy sencilla. Pero lo que me encanta es su ayuda en la elaboración de cubiertas para nuestros libros electrónicos.

20. Portadas en 3D: cuando hablamos de marketing nada es poco (o algo así). Promocionar nuestras novela usando modelos 3D otorga un toque de profesionalismo, aunque he notado que ya está un poco sobreexplotado.

Ejemplo de portada en 3D de una novela

El listado puede ser mayor y sé que he dejado varios por fuera (libros de ayuda, lápices, mesas y teclados), pero en mi caso este grupo de herramientas ha sido suficiente para, como dice el título, sobrevivir y ser competitivo en el mundo editorial.

¿Qué te pareció? ¿Conocías estas herramientas? ¿Tienes las tuyas? 

2 comentarios:

  1. Excelente recopilatorio. ¡Gracias por facilitarnos la tarea! ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola, David. Es bueno saber que te sirvió y gustó el arsenal de herramientas. Creo que todos los escritores debemos estar preparados para hacerle frente al salvaje y competitivo mundo editorial. Cuídate y gracias por comentar

    ResponderEliminar

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Web Statistics