9 formas de cometer Deus ex Machina sin saberlo

Un Deus ex Machina dejó de ser un término extraño y casi la mayoría de los escritores la tienen clara. Sin embargo, para aquellos que aún se preguntan de qué se trata, el Deus ex Machina sucede cuando alguna situación que parece irresoluble se soluciona de una manera repentina e inesperada, incluso absurda. Por ejemplo, si los documentos secretos están en ruso, uno de los espías revela de repente que conoce el idioma. Si el protagonista cae por un precipicio un robot volador aparecerá para atraparlo.

El término en latín significa «dios de la máquina» y tiene su origen en el antiguo teatro griego. Se refiere a las escenas en que una grúa (máquina) se usaba para bajar a los actores o a estatuas que jugaban a ser dios o dioses (deus) dentro del escenario para arreglar las cosas, a menudo muy cerca del final de la obra.

Debemos tener en cuenta que hay una serie de requisitos para la introducción repentina de un Deus ex Machina:

1. Los Deus ex Machina son soluciones. No son acontecimientos inesperados para empeorar las cosas ni giros bruscos que sólo cambien el rumbo de una historia.

2. El problema a corregir por el Deus Ex Machina debe ser descrito como irresoluble o sin salida. Si el problema puede resolverse con un poco de sentido común u otro tipo de intervención, la solución no es un Deus ex Machina, no importa lo inesperado que pueda parecer.

A continuación explicaré algunos recursos que siguen el patrón del Deus ex Machina y en los cuales podemos caer de manera ingenua e infantil, porque a pesar de lo que digan, un Deus ex Machina nunca es nada bueno

Todo fue un sueño


Este recurso ya fue tratado en la entrada ¿Cómo termino mi novela? Listado de posibles finales. 

Es una solución poco ingeniosa, en la cual, de un momento a otro, cuando todo está saliendo mal para nuestro protagonista, este despierta y se tranquiliza al descubrir que su desventura no fue más que un sueño. Si no logra anclarse al nuevo estado del recién despertado, todo puede sonar a un gigantesco y monumental Deus ex Machina.

Para este recurso, en la entrada anterior puse como ejemplo el libro Alicia en el país de las maravillas. Ahora usaré Los hombrecillos libres, de Mundodisco, en el que en alguna parte de la historia se emplea el recurso:

—No he hecho nada malo, ¿verdad? —dijo Tiffany.
Su madre sacudió la cabeza.
Tiffany suspiró.
Y entonces despertó y todo era un sueño. —Era casi el peor final que podías tener en cualquier historia. Pero le había parecido todo tan real. Podía recordar el olor del humo en la cueva de los pictos, y la manera en que... ¿cómo se llamaba? ... oh, sí, se llamaba Roba A Cualquiera... la manera en que Roba A Cualquiera siempre se había puesto tan nervioso cuando le hablaba.

Un asspull


Sucede cuando, de un momento a otro, el escritor saca algo de la nada, como dotar a un personaje de un poder o habilidad que durante toda la historia desconocíamos, solo para salvarlo de una situación en la que seguramente llevaba las de perder, y por lo tanto, salir victorioso.

Cuando un asspull se usa para resolver una situación imposible de ganar para los protagonistas es un Deus ex Machina, cuando se usa con los villanos es un Diabolus ex Machina. Cualquiera de los dos es una opción poco recomendable para nuestras historias.

Su uso es muy frecuente en el anime, pero en algunos foros he encontrado como varios seguidores de Canción de Hielo y Fuego se han referido a la introducción de Aegón como un asspull. Aparece al final de Danza de Dragones, no se tenía indicio de su existencia salvo algunas profecías difíciles de entender y se menciona a menudo como un bebé muerto Un espanto sin rostro, una masa de huesos, sesos y sangre con unos cuantos mechones de pelo rubio. Puesto que su papel es de suma importancia en la trama global del libro, cumple con las características de ser un asspull.  

—No hay padre que pueda aspirar a un hijo mejor —respondió—, pero este muchacho no es sangre de mi sangre, y no se llama Grif. Mis señores, os presento a Aegon Targaryen, hijo primogénito de Rhaegar, príncipe de Rocadragón, y de la princesa Elia de Dorne, quien pronto, con vuestra ayuda, será Aegon el sexto de su nombre, rey de los ándalos, los rhoynar y los primeros hombres, y señor de los Siete Reinos.


Deus ax Machine

El recurso que va a continuación es uno bastante usado en las películas de Hollywood, pero que también cumple su función como Deus ex machina.

El protagonista se encuentra en un edificio público y por cualquier motivo necesita un arma, ya sea para escapar de un encierro o defenderse del villano. Pero... ¿En dónde puede encontrar una?

La solución está en la pared del pasillo. La famosa hacha de emergencia para incendios. De ahí el nombre de este recurso: Ax se traduce como hacha en español. Todo lo que tiene que hacer el protagonista es romper el vidrio y extraer el hacha. Capitulo salvado.

Deus ex nukina

Cuando las armas nucleares son usadas como Deus ex Machina.

Este recurso va acompañado de un elemento dramático, pues la mayoría de las veces un personaje debe sacrificarse para transportar la bomba y activarla de forma manual mientras los demás, desde un lugar seguro, observan la explosión. Minutos más tarde están celebrando el fin del conflicto con una fiesta, un matrimonio o un funeral simbólico.

Lo encontramos en la película Armageddón, cuando, tras sufrir todas los percances que pueden acontecer en un asteroide, se dan cuenta de que el mando a distancia de la bomba se ha averiado. Bruce Willis se despide de Ben Affleck, sacrificándose por el planeta y dejando a su suculenta hija en manos del atractivo joven. 

Bien llevado, este recurso puede dejar de ser un Deus ex Machina para volverse en un excelente giro para la trama.

Para saber más sobre los giros de trama, leer esta entrada.

Deus ex Scuse Me

Es una estrategia rápida, barata y vulgar de eliminar a un personaje de la escena, para de esta manera dar vía libre a un evento de la trama u otro personaje.

Se trata de excusas que merecen urgente atención. La típica llamada telefónica, el timbre de la puerta, el pastel en el horno, huéspedes que llegan de repente, personaje que olvidó algo en otra habitación, llamado del director por el altavoz a un profesor, una necesidad orgánica, etc. Aquí juega un papel importante la habilidad y creatividad del escritor. Lo único necesario es sacar de vista a ese personaje.

En vez de ser algo que sucede para salvar el día, es algo que sucede para sacar a un personaje. De ahí que sea un derivado de Deus ex Machina.

Como cuando la secretaria de una oficina se distrae y el protagonista logra husmear en su computadora o en su agenda y hallar la información que le estaba siendo negada.

Deus Exit Machina


Esta es una jugada sabia y astuta de cualquier escritor. Se trata de tomar a un personaje poderoso, ese que puede defender y ayudar al protagonista o derrotar al villano en un santiamén, y sacarlo, por alguna razón, de escena.

No se trata de matarlos o sacarlos para siempre, pues juegan un papel importante en la historia, solo debemos desaparecerlos por un breve lapso de tiempo, el suficiente para que los villanos hagan de las suyas y el héroe deba enfrentar alguna dificultad por sí solo.

Es un Deus ex Machina cuando constantemente, por razones estúpidas y en medio de un momento crucial, ese personaje abandona a los demás cuando más se le necesita. No lo clasifico como Diabolus ex Machina porque pocas veces el villano logra llevar hasta el final su plan y es derrotado por el protagonista o por el regreso oportuno del personaje.

También se diferencia del Deus ex Scuse Me, porque en éste la salida es momentánea, ya sea para contestar un teléfono o un llamado y además no es un personaje poderoso quien deja el lugar (puede ser un simple guardia de seguridad o una secretaria).

Si el villano es astuto, puede ser él mismo quien cause la partida del personaje poderoso.

Dos personajes que cumplen a la perfección este papel son Dumbledore y Gandalf.

Dumbledore abandona Hogwarts cada dos por tres. Primero, para responder un falso llamado del Ministerio de Magia. Durante los hechos de la Cámara de los Secretos, Dumbledore fue suspendido por los gobernadores de la escuela. En la Orden del Fénix, Dolores Umbridge sustituye a Dumbledore, quien abandona la escuela. Finalmente lo sacan del camino asesinándolo en El Príncipe Mestizo.

Gandalf abandona a la Comunidad del anillo cuando es arrastrado por el Balrog en la Batalla de la Cima. Gandalf deja al grupo de Thorin II para ir a Dol Guldur. (no puedo dejar de pensar en las malditas aguilas, un enorme Deus ex Machina de Tolkien).

Deus ex Nihilo

El Deus ex Nihilo es un enemigo que aparece de la nada, malvado, sucio y terrorífico, cuya única función es sacudir las cosas para los demás personajes, pues lleva la maldad en su ser.

Este recurso es bastante útil para las historias que expliquen el origen de un universo o mundo, en el cual debe existir un Ser supremo o un dios que haga de contraparte al dios bueno. Aunque en otras ocasiones su introducción es momentánea, para morir luego.

Es un típico Diabolus ex Machina si logra hacer daño.

En la saga Los Gatos Guerreros, novela escrita por Kate Cary, Cherith Baldry y Tui Sutherland, encontramos a Azote, un gato que los autores introducen para matar a todos los gatos del Clan del Trueno nueve veces, matar al protagonista y hacerse cargo de los clanes. Mas adelante muere.

Ni tan muerto para salvar el día

Cuando las cosas están "patas arriba" para los protagonistas, y los héroes se encuentran en el momento más oscuro de la historia, es cuando aparece algún personaje que había muerto o se creía muerto. Ha vuelto a la vida de forma permanente o transitoria, solo para aportar su granito de arena. También funciona cuando el protagonista está virtualmente muerto y algún impulso "mágico" le otorga una nueva energía para derrotar al villano.

Este regreso, salido de la nada, nos puede mostrar al espíritu de alguien dando un último consejo o interviniendo  de forma oportuna, para luego desvanecerse o elevarse en un halo de luz.

En ocasiones, este encuentro ocurre en la mente del héroe, en algún tipo de plano astral, ajeno a lo que ocurre en medio de la historia. Protagonista y mentor/amigo/amor/familiar. Es suficiente para que regrese con todas sus energías a la batalla.

Por eso no tengas miedo de matar a tus personajes, en ese momento causarás dolor y rabia en tus lectores, pero más adelante, cuando ese personaje reaparezca, los sorprenderás. Ademas habrás introducido un horrible Deus ex Machina.

En El león, la bruja y el ropero, la batalla contra la Bruja Blanca está perdida, cuando hace su entrada triunfal un resucitado Aslan, dando la victoria a los "buenos".

Padres ex Machina

Este es un recurso muy usado en comedias y series estadounidenses. donde los jóvenes son el centro de la historia y los padres u otra figura adulta no aparecen ni sirven para nada.

En estas historias los padres aparecen al final de la historia con una que otra intervención, la mayor parte del tiempo irónica y graciosa. También se acostumbra que los padres y los hijos vivan historias diferentes, con una que otra interacción.

En la televisión vemos esto en series como Hanna Montana o Salvado por la campana

En la literatura un ejemplo es el libro Theodore Bone, Abogado joven, de John Grisham.

Estos son meros ejemplos y no significa que sea la última palabra, pues un escritor con suficiente creatividad e ingenio puede sacarle el mayor provecho a estas situaciones en su obra sin llegar a faltar el respeto a sus lectores.

¿Qué piensas de el Deus ex Machina? ¿Has caído en sus redes?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Web Statistics