Consejos de ilustradoras para elaborar una excelente portada

La portada es el primer contacto que tienen los lectores con nuestros libros y, no podemos negarlo, una de las razones por las cuales eligen comprarlos o pasan de largo.

Los que han seguido mi trayectoria como escritor estarán al tanto de que contraté los servicios de un ilustrador en Colombia y me estafó, por lo que me quedé sin presupuesto para la portada y con los ánimos por el piso. Me explico, la idea original de la cubierta ya no me entusiasma igual que antes. 

Solicité asesoría en algunos ilustradores y me abrieron los ojos a un problema que suele pasar desapercibido: cómo obtener la portada que queremos cuando contratamos a un ilustrador.



El día de hoy nos acompañan cuatro grandes ilustradoras que, muy amablemente, nos darán algunos consejos para que el proceso de creación de nuestra portada sea satisfactorio para ambas partes y se disminuyan los traumas, los disgustos, las presiones, las modificaciones a última hora y las equivocaciones. ¿Preparado?

Liberlibelula

Empecemos por Liberlibelula o Libertad Delgado, que es bastante conocida en el medio, ya sea como ilustradora o como escritora con su novela La visita de Selkie (sobra contar quién diseñó su portada y que provoca envidia ser escritora/ilustradora).

El presupuesto para una portada como la de Lumen, de Celia Arias, (está abajo) es de 120 euros.

La calidad de Liberlibelula
 no tiene nombre
¿Qué consejos das a los escritores que queremos contratar una portada para nuestra novela?

Pues verás, yo les aconsejaría que, si tienen un presupuesto ajustado, lo manifiesten desde el principio. Eso ayuda mucho a saber con qué se puede trabajar, o si la portada que buscan es viable.

No hay ningún problema por no tener más de 100-120 euros; se pueden hacer cosas muy bonitas por ese precio. Este consejo es, más que nada, para ahorrar tiempo con los trámites y el brainstorming, ya que estos autores suelen ir con un poquito de prisa. No mucha, pero, como es normal, desean ver su libro publicado cuanto antes.

Aunque no es imprescindible, ayuda bastante si hacen una búsqueda en Google o en cualquier librería, y montan una recopilación de portadas que les guste, y cuyo estilo creen que pegaría para su libro. En términos de color, ilustración, tipografía, estilo... Te ayuda, como artista, a saber con exactitud qué están buscando.

Hasta ellos mismos podrían encontrar ideas estupendas después de una búsqueda por Google, Amazon o Goodreads. Todos estos consejos van encaminados no solo a facilitarle el trabajo al ilustrador, sino a que el escritor cliente sepa lo que está buscando.

Y, por supuesto, una vez la ilustradora empieza el dibujo, asegurarse de que está conforme con el boceto. A menos que sea muyyy importante, tratar de señalar todos los cambios necesarios ANTES de que empiece a colorear, añadir luces y sombras, porque más tarde será difícil aplicar esos cambios, y de seguro tenga que pagar extra.

Porque, si ya han dibujado a tu protagonista de perfil, están dándole color y luz, y tú de pronto le dices al ilustrador "Oye, ¿por qué no me la pones de frente? Es que así no me convence..." No solo vas a provocarle al artista un mini-ataque, sino que esos cambios tan grandes e inesperados podrían, no solo rascarte el bolsillo por esas horitas extra, sino fastidiar la portada completa. Créeme, esto último es real, sin importar lo bueno que sea el artista.

Dicho esto, que no tengan miedo de ser claros y sinceros, y pedir pequeños cambios aquí y allá cuando lo vean necesario. La mayoría son posibles y no cuestan apenas trabajo (añadir estrellitas aquí, alargar el pelo del personaje, cambiar el color de la armadura...), y lo que todos queremos, a fin de cuentas, es que la portada quede preciosa y todos (incluido el autor) se enamoren de ella :).

Proceso de creación de
la portada Hijas de Lilith
Y, por supuesto, que no tengan miedo de pedir consejo u opinión al ilustrador si se encuentran perdidos. Nosotros también podemos buscar portadas bonitas que os sirvan de ejemplo. ¡Estamos aquí para ayudar!

Celia Añó

Celia Añó o La bruja del teatro, como se presenta en su blog, también es ilustradora y escritora (no me da envidia, no me da envidia). Es autora de Dónde sueñan las libélulasWitchgust y hace parte de varias antologías en Lektu.

El presupuesto aproximado para una portada como la de Donde sueñan las libélulas (está abajo) es de alrededor de 15 euros, y variaría según la complejidad del fondo o los personajes que apareciesen.

Te invita a leerla de un tirón
¿Qué consejos das a los escritores que queremos contratar una portada para nuestra novela?

Primero tener la idea muy clara. Si otra persona se va a encargar tienes que darle todas las pistas que pueda. Ayuda muchísimo, pues el ilustrador no tiene ni idea de la imagen que buscas o lo que quieres trasmitir. Así que eso, todos los detalles ayudan: colores predominantes, tipografía, disposición de las letras.

Mira ejemplos suyos para hacerte una idea y hasta puedes usarlos para explicarle qué estás buscando. Por tratarse de libros digitales, hay que buscar portadas que en miniatura se distingan, así que casi me atrevería a decir que a veces lo simple supera a lo recargado. Y que de alguna manera llame la atención. 

También animaría a contratar a alguien que ilustre en vez de usar imágenes gratuitas. He visto ya en varios libros (uno incluso publicado por editorial) la misma imagen de portada y a mí eso no me genera mucha confianza. Y si tienes dudas con la portada, intenta buscar una imagen atrayente que refleje la historia, ¡que los libros siempre entran por los ojos! Y por eso mismo evitaría inspirarme demasiado en portadas famosas, como cuando Crepúsculo estaba en alza y todo eran libros con fondo negro y un objeto resaltando. No destacas.

Los precios de las portadas dependen del artista, en este caso cada uno ponemos nuestro precio, y también de la complejidad. No es lo mismo un fondo simple que un escenario.

Carmen Lunnely

Adivinen, Carmen Lunnely también es escritora de fantasía e ilustradora (¿por qué no soy ilustrador?).

Una portada como la de Mamá en apuros contra el cáncer, que ves abajo, oscilaría en los 30 euros.


Qué cosa más tierna y preciosa

¿Qué consejos das a los escritores que queremos contratar una portada para nuestra novela?

Mi consejo es que tengan presente que va a ser una portada de un libro, además de un dibujo. Hay diseños muy bonitos pero que no quedarían bien para esto. A veces mirar las portadas de otros libros del mismo género ayuda mucho. De todas formas, siempre pueden dejarse aconsejar por el ilustrador.

Otro consejo que me gustaría que tuvieran en cuenta es que cuanto más describan lo que quieren, incluso aportando fotos de referencia, más fácil va a ser para mí hacer lo que tienen en mente.

Deberían tener presente que es un trabajo. Es algo que por suerte no me pasa todas las veces, pero muchos escritores quieren su portada casi gratis. Y hay que tener en cuenta que si una ilustración va a usarse con fines comerciales, es más cara que si va a ser de uso personal. Así que lo ideal es que sepan lo que quieren y lo que se pueden permitir. Hay mucha variedad de precios dependiendo de lo que se haga, seguro que al final se llega al acuerdo.

También, igual que hay variedad de contenidos la hay de estilos. Lo ideal es ponerse en contacto con alguien cuyo estilo y temática se adecúe a lo que el escritor tiene en mente, será más cómodo para ambos.


NuriMuniBuni

NuriMuniBuni es una ilustradora nueva pero una gran calidad al dibujar: si quieres apoyar su trabajo pásate por su patreon y échale un ojo. Además, trabaja en su propio cómic. 

Aunque no posee portadas en su repertorio, hace poco abrió un hilo titulado Como ser un buen cliente a la hora de pedir una comisión a un artista.

Si buscas una imagen para tu novela (como la de abajo), su precio ronda los 43 dolares.

El último trabajo de Nuri.
Una gran obra
¿Qué consejos das a los escritores que queremos contratar una portada para nuestra novela?

Lo mas importante es la comunicación. El escritor deberá mostrar las ideas lo mejor descritas posibles, a poder ser con referencias visuales, después de exponer las ideas claramente el ilustrador dará un precio aproximado. Tratar de renegociar el precio no me parece adecuado, lo mejor es si al cliente no le parece bien el precio es que busque otros ilustradores.

También está el tema de que si contratas a un ilustrador lo contratas por su estilo, si buscas un estilo en concreto busca a un ilustrador que se asemeje a ese estilo que buscas. Después de hacer el trato, en mi caso yo hago un boceto y lo enseño al cliente con una marca de agua. Si el cliente ve el boceto bien y todo está correcto, entonces, en mi caso, el cliente me paga lo que acordamos. 

Cuando se termina, si hay algunos cambios pequeños, los hago sin problema, pero si hay cambios gigantescos como un cambio de pose, entonces es culpa del cliente por no haberlo comentado en la parte del boceto.

Añadiría también que el precio depende mucho de los términos de uso del artista, quiero decir, normalmente los precios de encargos son de uso no comercial. Si la ilustración va a servir para un proyecto comercial, como para la portad de un libro, entonces se deberá preguntar al artista por ese precio, que normalmente es mucho mas alto o es un porcentaje de las ventas.

Hablo sobretodo porque muchos de nosotros tenemos una tabla de precios para que sea mas fácil a los clientes contactarnos.

Si un cliente no sabe cómo explicar lo que uno busca con palabras, lo mas fácil es hacer un collage con imágenes de diferentes fuentes, me explico: una pose en concreto de un dibujo con el pelo de otro dibujo, con la ropa de esta revista, etcétera. Así se buscan referencias visuales mucho mas rápido.

Resumen

Para finalizar esta interesante e instructiva entrada no me queda más que agradecer a las ilustradoras que nos regalaron tan importantes consejos e invitar a los escritores a tenerlos en cuenta al momento de buscar la portada de sus sueños.

Sin embargo, me tomé el atrevimiento de condensarlos en una infografía (lo siento, las infografias no son lo mío).


¿Qué te pareció la entrada? ¿Útil? ¿Has tenido problemas al contratar a alguien para que diseñe tu portada? ¿Prefieres hacerlas tú mismo? Tus comentarios son bienvenidos.

2 comentarios:

  1. Un artículo muy instructivo, Piper :P
    Ahora mismo lo compartiré.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, David. Muchas gracias por compartirle y que te sea de utilidad. Cuídate mucho.

      Eliminar

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Web Statistics