5 excelentes actitudes para se creativos

Continuando con el artículo sobre las maneras de estimular nuestra creatividad literaria, abarcaremos nuevas cinco actitudes que nos ayudarán en nuestra formación como escritores.

Junto con las explicadas la semana anterior en 5 actitudes para estimular la creatividad literaria, completamos 10 magistrales consejos que el Dr. Raúl Cuero nos regala desde su libro "Cómo ser creativo para triunfar". Espero les haya gustado y las tomen en práctica para alcanzar todos sus objetivos en la vida.




1. Para despertar tu creatividad no siempre debes basarte en lo que está escrito

Hay que ser creativos para desarrollar nuevos temas y argumentos en cada proceso creativo. Esta es la principal razón por la que algunos escritores tienen excelentes ideas pero no las convierten en realidad (que es el objetivo), debido a que son capaces de leer un centenar de libros y autores sin atreverse a crear su propio estilo. La ventaja comparativa de la creatividad es la implementación inmediata de lo que se concibe. Basarnos en estilos existentes no nos hace creativos, es el uso del wetware (nuestro cerebro en palabras tecnológicas) lo que en verdad despierta la creatividad.


2. No compararse con otros durante el proceso de implementación de la creatividad, pero sí interactuar con ellos.

Importantísimo, NUNCA debemos compararnos con otros escritores, porque resultaríamos replicando lo que ya está hecho. Asimismo, podría despertar en nosotros una motivación por competencia, que si no se controla, puede llevarnos a la frustración o a la creación de una obra similar a la que se estaba comparando.

Lo que sí debemos hacer es intercambiar opiniones, saberes y experiencias para alimentar nuestra mente y concebir nuevas ideas. Debe ser una interacción en la cual recibamos críticas y elogios, aprendamos de estilos diferentes y complementemos nuestra propia creación.

3. Permitirse fallar

No existe la perfección, existe la excelencia. La perfección es la sumatoria de las conciencias humanas y nosotros como individuos somos tan solo una parte de ese total, por lo tanto, no deberíamos aspirar a la perfección. Durante el proceso creativo no hay fallas ni fracasos definitivos, siempre y cuando mantengamos en el proceso. Si no nos damos por vencidos ante esas fallas, podemos sacarles provecho, convirtiendo, por ejemplo, a ese personaje que no nos convence y no encaja en nuestra obra, en un personaje para otro libro.

Mientras nos mantengamos en el proceso creativo, no hay falla que no sea a su vez creativa. Siempre aprenderemos de nuestros errores.


4. Mantener un estilo de vida saludable

Es tal vez el mas difícil de todos los consejos. Nosotros los escritores somos en su mayoría sedentarios, trasnochadores y mal alimentados. Pasamos demasiado tiempo frente al computador intentando esbozar algo legible, y como pocos vivimos de la escritura, es en horas de la noche o la madrugada, cuando encontramos tiempo para escribir. Por lo anterior, no es extraño que al día siguiente asistamos al trabajo somnolientos. Nos decantamos por las comidas rápidas, aquellos alimentos que no nos roben tiempo preciado y que podamos consumir mientras tecleamos.

Cuánto siento decirles que todo aquello afecta nuestra creatividad, pues este es un proceso saludable, en donde no solamente nuestra psiquis está en acción, sino también lo están todos nuestros sentidos. Por lo tanto, nuestro cuerpo requiere de protección ante el deterioro y de estimulación para mantener la agudeza de la observación y el procesamiento de cualquier conocimiento a lo largo del tiempo.

Es necesario un estilo de vida saludable, no muy pasivo pero tampoco exuberante. Una nutrición adecuada sin olvidar los iones minerales (sí, estuve buscando por wikipedía cuáles son esos iones minerales). Dormir bien y saludar al señor sol son fundamentales en nuestro sistema biológico para evitar cansancios innecesarios por las diferencias diurnas y nocturnas. La naturaleza siempre será el mejor facilitador de nuestros pensamientos.


5. El poder no está en esa excepcional idea de un libro, sino en sentarse a escribirlo

El tiempo entre concebir una idea e implementarla es crucial para la creatividad. En el pasado, el tiempo entre concebir una idea y escribir un libro era eterno. Pero hoy en día esto sucede en menos de un año. Es necesario sentarse a escribir, solo de esa manera se podrá ser creativo, de lo contrario no seremos más que geniales pensadores, con un libro escrito en nuestra mente.


"Consejos para fortalecer la creatividad literaria"
Este soy yo, corriendo hacia el baño

¡Listo! Hemos concluido Las diez actitudes para ser creativos. A estas alturas ya debes estar considerando sentarte a gestar tu obra magna. ¡No lo dudes, solo hazlo! (espero no me demande NIKE)

El estilo de vida necesario para ser un escritor creativo.

¿Qué te parecieron estos consejos? ¿Te consideras creativo o un replicador?

No olvides suscribirte para que sigas recibiendo útiles consejos sobre el arte de escribir.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Web Statistics