Amigos del antro, amigos de Piper, conocidos, visitantes ocasionales y accidentados.


Sé y entiendo que pareciera como que he desaparecido de la faz de la tierra, si es que soy tan importante como para que extrañen mi prolongada ausencia, pero una serie de situaciones personales me obligan a detener por corto tiempo, ruego a Dios que así sea, la publicación en el blog y cualquier otra actividad relacionada.

¿La razón? Los que desde hace tiempo me siguen sabrán que tengo un pequeño de apenas un mes de nacido y es la nueva joya del hogar. Pues ese hermoso bebé está enfermo y hospitalizado en una unidad de cuidados intensivos...

Es muy duro siquiera escribirlo y deseo que ninguno de ustedes pase por esta situación jamás.

Mi esposa y yo hemos dejado a mi otro hijo de 3 años con mi mamá y nos encontramos en otra ciudad. Sin computadora, sin mente para otra cosa y con el corazón puesto en la esperanza de que pronto saldremos de esta con la gloria de Dios.

Pido perdón por esta entrada un tanto acelerada y torpe pero estoy escribiendo desde el teléfono móvil.

Sin más, el plazo para la recepción de los relatos del Taller literario queda abierto hasta próximo anuncio,  por lo que si aún no lo han terminado, esta es la oportunidad.

Mil disculpas y si me ven participando en redes sociales, son publicaciones programadas con anterioridad. No. No he muerto, pero esto se le parece.

Dios los bendiga y que viva mi hijo.

Piper Valca 
En conmemoración del primer año del blog Antro Narrativo, es mi deber celebrarlo por lo alto, y qué mejor que con un Taller literario. Sí, sé que era uno de los pendientes y que prometí el taller el año pasado, pero ya cada pieza del reloj está articulada y el engranaje funciona a la perfección.


¡Estamos de fiesta! Bueno, yo no. Tengo mucho trabajo. ¡Pero ellos sí! ¡UUUHHHHH!

En estos momentos los suscriptores, los grandes beneficiarios del taller, deben estar relamiéndose y preparándose para esas espléndidas semanas de aprendizaje asistido.

Y tú que esperas, lector desprevenido... 

¡Suscríbete ya!

* indicates required



TALLER LITERARIO

Objetivo del taller: cada participante logrará perfeccionar su técnica literaria y obtendrá un relato de calidad, al tiempo que reconocerá y prácticará los fundamentos para actuar como un lector beta.



Objetivos específicos:

  • Identificar las características, funciones y objetivo de los lectores beta.
  • Aprender a realizar un informe de lectura beta.
  • Mejorar las técnicas narrativas y creativas.
  • Perfeccionar y lograr un relato de calidad.

Temas a tratar: 

  • El lector beta: sus características y la solicitud de lectura
  • Creación, caracterización y manejo de personajes
  • Polifonia: voces y diálogos
  • Descripciones acertadas
  • Focalización o puntos de vista
  • El cronotopo
  • La verosimilitud
  • Corrección ortotipográfica y de estilo
  • Tema, conflicto y trama.

Bases del taller:

1. La participación es libre.

2. Cada participante empezará presentando un relato inédito de temática libre, siendo tan solo necesario especificar el género literario. Preferible los géneros ciencia ficción, terror, humor y fantasía, pero no es camisa de once varas. Si escribes drama también puedes participar (Este relato será con el que se trabajará la primera parte del taller, así que esmérate).

2. La extensión será de máximo 6 hojas, escrito en Arial 12.

3. Plazo para enviar el relato: 02 de octubre de 2016.

4. Se enviará por medio electrónico al correo pipervalca@gmail.com, con el asunto TALLER ANTRO NARRATIVO y se adjuntarán dos archivos:

a. El primer archivo es el relato a trabajar durante el taller, que llevará título, seudónimo y relato. 

b. El segundo archivo corresponde a LA SOLICITUD, que consiste en una hoja de preguntas que el autor desea que el lector beta responda sobre su relato. En el próximo boletín, previo al inicio del taller, les enseñaré a solicitar una lectura beta como un profesional.

5. Una vez recibido el relato y la solicitud de cada uno de los participantes, se realizará la primera rotación. El relato, firmado con seudónimo, pasará a ser revisado por el primer lector beta, que será seleccionado según los gustos literarios. (De esa manera habrá mayor afinidad y conocimiento del tema, lo cual facilitará la lectura).

4. Cada lector beta realizará las observaciones pertinentes en documento adjunto de word y responderá a las preguntas que el autor proponga en LA SOLICITUD. Para esta actividad dispondrá de 8 días, es decir, hasta el 10 de octubre de 2016. Después enviará el archivo con las respuestas a la solicitud y los comentarios o sugerencias que crea pertinentes al correo pipervalca@gmail.com con el asunto PRIMERA LECTURA BETA.

5. Tras recibir todos los informes de lectura los enviaré a su autor para que en un máximo de 8 días realice los cambios que suponga necesario. Si lo desea puede hacer caso omiso al informe de lectura. 

NOTA: durante el transcurso del taller recibirán correos electrónicos con consejos sobre los temas (diálogos, personajes, trama, etc) que les facilitará la revisión y corrección de los relatos.

6. Una vez ha hecho los cambios, regresa el relato al correo pipervalca@gmail.com a más tardar el 18 de octubre de 2016. A partir de ahí comenzará una segunda rotación con la misma metodología.

7. El 26 de octubre de 2016 se enviarán los relatos con la SEGUNDA LECTURA BETA al correo pipervalca@gmail.com. (Se repiten los pasos 3 y 4).

8. Tras finalizar esta ronda se dará un plazo de 8 días al autor del relato para terminar de modificar y embellecerlo. El relato final será enviado a más tardar el 3 de noviembre de 2016.

NOTA: los tiempos podrán variar a medida que avance el taller.

9. Los relatos finales serán revisados y se realizará antología con los seleccionados.

10. Se espera la mayor neutralidad y respeto en cuanto a las lecturas así como responsabilidad y cumplimiento de los tiempos establecidos, de esta manera todos obtendrán las lecturas de sus relatos.

Ya deja de perder el tiempo

No lo pienses más y decídete. Cada día es una oportunidad para ser mejores.
¿Qué dices? ¿Que los escritores solo podemos aprender de la lectura de otros libros?

Puede que sea cierto, pero si algo he concluido es que existen diferentes maneras de estimular la creatividad y una de ellas es la observación. Además, los guiones cinematográficos y los libros comparten demasiadas similitudes como para dejar pasar la oportunidad de aprender el uno del otro.

¿Alguno sabe cómo se llama el indio escalador?


Antes de empezar con los consejos y la crítica, aclaro tres cosas: 

Primero, soy un gran admirador de los superhéroes y de los cómics, aunque me inclino más por Marvel. Si no lo crees te invito a leer mis entradas sobre superhéroes. La que habla de los superpoderes y la que enseña a crear villanos.

Segundo, me encantó la película, a pesar de lo que diga la crítica y la vería de nuevo si alguien paga la entrada.

Y para terminar mis aclaraciones previas, durante la lectura podría haber destripe de la película, por lo que si no la has visto te arriesgas por tu propia cuenta.

Empecemos...

Encuentra la motivación

Nadie hace nada porque sí. Esa es la verdad. ¿Cómo haces para que un grupo de desadaptados se unan y salven al mundo?

Muy sencillo, conmuta sus condenas en prisión, ponles un collar explosivo y amenázalos con estallar si no colaboran. ¿Necesitas más motivación? 

Los escritores debemos tener presente, desde antes de empezar a escribir, cuál o cuáles son las motivaciones de nuestros personajes. Incoherentes o no, estas razones son las que los impulsarán a avanzar en la historia y crearán conflicto.

Sacar adelante a su hija es el combustible que necesita Deadshot para hacer parte del equipo, pero no todas las motivaciones son iguales o siquiera poseen algún tipo de moralidad.

¿Cuál es la motivación de Hannibal Lecter? 

Si te parece una actividad un tanto difícil, puedes hacer uso de un interrogatorio, en el que por medio de varias preguntas tu personaje esclarecerá este aspecto. ¿Qué preguntar?

Empezaremos por lo más básico:

¿Por qué haces/hiciste/harás esto o aquello?
¿Quién es el culpable por lo que haces?
¿Tiene algo que ver con alguna situación de tu infancia/adolescencia/ciclo vital?
¿Es inevitable que actúes de esa manera?

A medida que avances con el interrogatorio la verdadera motivación aparecerá tan clara que el personaje tomará un nuevo rumbo.

Personajes inesperados

Vuelvo a preguntar quién sabe o recuerda el nombre del personaje indio que intenta escapar en una cuerda y cuya cabeza explota, quedando cual péndulo en algún momento de la película. Tan solo los conocedores del mundo de DC Comics dirán que su nombre es Slipknot y es un experto en el manejo de las cuerdas.

La gran falla fue que el personaje aparece avanzada la película y Deadshot le pregunta algo. Así como si nada.

¿Y este quién es? ¿Por qué sabemos quienes son los demás pero no tenemos ni idea de este nuevo personaje?

Porque lo incluyeron de relleno, sin presentación previa. Alguien dirá que su participación iba a ser tan corta que no merecía introducción, pero si el morbo de la película es la heterogeneidad de sus personajes, unos segundos de Slipknot no caerían mal. 

Que esto no ocurra en tus escritos. Un personaje no puede aparecer en una escena charlando y participando como si siempre hubiera estado allí.

Recuerda que introducir a un personaje literario es muy diferente, por lo que es necesario tener en cuenta el siguiente consejo:

Minimiza la descripción física de los personajes. Deja que los lectores los conozcan por medio de sus acciones o por la información que suministren otros personajes.

Ejemplo: Su curvilíneo cuerpo se convirtió en mi mayor pesadilla. 

Equilibra la comedia

Oh Harley, si supieras el rato que me hiciste pasar

Lo resumo. las intervenciones cómicas de Harley Quinn fueron tan frecuentes que en algunas ocasiones se encontraban fuera de contexto; además, las carcajadas de algunos espectadores durante la película irrumpían en mi tímpano sin que yo viese u oyese algo siquiera gracioso.

No me maten. Harley Quinn es el alma de la película y sin ella hubiese sido un desastre monumental, pero con tanto protagonismo cualquiera lo habría hecho.

Cuando deseamos introducir humor en nuestros libros, debemos hacerlo con mesura, entendiendo que el humor puede proveernos relajantes párrafos que los lectores disfrutarán y agradecerán, pero que en exceso provocará un desequilibrio en la historia, a no ser que tu historia sea una alocada y desenfrenada comedia.

Bien lo dice H.R.F. Keating.

Y no solo las bromas y los episodios divertidos deberían ser relevantes para el tema principal del libro (por muy ligero que sea) sino que tampoco habrá que olvidar que un buen chiste pierde si a continuación le sigue muy de cerca otro buen chiste. Y ambos pierden gracia si van seguidos muy de cerca por un tercero, también muy bueno.

Lo importante es mantener el equilibrio. El maldito equilibrio.

En la escena en que los personajes beben en un bar y uno de ellos expresa sus sentimientos, se crea un momento dramático, que es opacado y olvidado casi de inmediato por un chiste o comentario de Harley Quinn. A nadie le importa un pepino que el personaje en cuestión haya quemado a su propia familia.

Que los personajes no desaparezcan

¿En qué ciudad se desarrolla la película? ¿Dónde carajos está Batman si el mundo se está yendo al infierno?

Ah, ya sé dónde estaba Batman
Las apariciones del murciélago son contadas. Apenas dos secuencias retrospectivas y una conversación al final, durante los créditos, con media sala desocupada. Consejo: no abandones la sala tan rápido.

Cuando mi hermano se quejó por ello le expliqué que personajes tan profundos e importantes como Batman dejarían en segundo plano al escuadrón, por lo que estuvo correcta su no intervención en la película. Lo que estuvo mal fue que nunca se nos explicó el porqué de su desaparición.

Nuestros personajes no pueden desaparecer así, a no ser que forme parte de la historia y su ausencia sirva para avanzar la trama, o estés escribiendo sobre un secuestro, tu sabrás. 

En la peli, bien podría haberse solucionado este impase de dos formas:

1. Cambiando de escenario y enviando al escuadrón fuera del área de influencia de Batman. Aquí en Colombia habría estado bien contra tanto corrupto.

2. Mostrando, explicando o señalando, de forma directa o indirecta, que Batman se encontraba desaparecido, ocupado, viajando, teniendo sexo, enfermo de Zika, lo que sea...


Orgía de personajes

Sí, orgía. Lo que tanto me gusta. Si algo tienen estas películas sobre equipos y superhéroes es la oportunidad de introducir más y más personajes.

Lo vimos en Los Hombres X y en Los Vengadores. Si fueron buenas o malas películas no es mi decisión, pero en la variedad de caracteres se centra el éxito de esta obra.

En esta entrada explico de manera más detallada cómo controlar un libro con demasiados personajes sin que pierdas el control de ellos.

Recalco, el autor logra salir airoso cuando otorga a cada uno de sus personajes características físicas, psicológicas y sociales diferentes.

Qué bien se ve esta versión animada. Por cierto, ¿Cuál termina siendo el indio de las cuerdas?

Deadshot es un asesino a sueldo y experto en armas, con una hija por quien da la vida, y aunque comparte con Rick Flair habilidades parecidas, son personalidades opuestas que no generan ningún tipo de confusión.

Harley Quinn, además de ser una de las pocas mujeres, es una bufona y una enferma mental, muy diferente a la honorable asiática Katana y la diabólica Encantadora.

El resto de personajes, secundarios todos, son tan diversos que incluyen a un latino lo más de amable, una bestia mal aprovechada y un australiano cliché. Ah, y un personaje indio, usado como relleno para morir sin que sepamos nada de él.

Pero por sobre todos, Amanda Walker, la jefa manipuladora y sin escrúpulos, que hace parecer a nuestros villanos unos santos.

Y Batman y El Joker. Nadie más. (Nótese la acidez en este párrafo).

Entonces, querido escritor, no temas en incluir muchos personajes. Si sigues los consejos que doy en el enlace, defines la voz y el carácter de cada uno, no tendrás ningún problema. ¡Qué vivan las orgías!

Actualización: tras analizarlo muy bien, otro personaje se lleva el premio al de más corta duración: Monster T. ¿A qué no saben cuál personaje de DC Comics es y cuál es su participación en la película?

Los antagonistas deben estar a la altura

El enfrentamiento final, la gran decepción de la película. Confuso y precipitado hasta más no poder. ¿En dónde quedó ese villano que destroza trenes con un movimiento de su mano y lanzaba rayos? ¿Qué pensaba dando patadas y puños a los miembros del escuadrón?

Amigos escritores, como dice John Ostrander, creador del Escuadrón Suicida:

El antagonista siempre debe estar bien definido y es quien provee todo lo necesario para definir al protagonista. El antagonista, por lo general, establece la trama y el movimiento de la historia. 
Gargamel, tú si eras un buen villano
Si algo aprendí de la película en cuanto al villano, es que este debe poseer motivos comprensibles para su actuar, situación que no aparece en la película, en la que Encantadora y su hermano hacen lo que hacen porque... Se me olvida ¿Para qué crean esos monstruos mequetrefes?

La siguiente regla vale para las películas de cómics, pero nosotros deberíamos tenerla en cuenta cuando escribimos:

Una película de cómic es solamente tan buena como su villano principal. 

El clímax de las historias no siempre conlleva un enfrentamiento o lucha, pero si es inevitable en tu libro, ten en cuenta estos rasgos de un antagonista con peso:

1. Siempre está tratando de lograr algo.
2. Actúa por sobre los deseos personales.
3. Debe estar muy motivado para actuar.
4. Debe tratar de evitar algo.
5. Trata de ganar algo.
6. Está dispuesto a adaptarse.
7. Debe ser convincente.
8. Oculta cosas.
9. Está en el camino hacia la meta del protagonista.

Para terminar, se me quedan otros consejos, como la importancia de cerrar todas las subtramas, que algunas muertes de personajes son necesarias y que no siempre se debe profundizar en TODOS los personajes; pero creo que esto es suficiente para decir... Sí me gustó la película.
Quién no recuerda aquella memorable última escena de la sexta temporada de Juego de Tronos, en la que toda una flota de barcos se dirige a Poniente en cabeza de Daenerys Targaryen. Cada vez que la veo me pregunto cómo diantres HBO va a convencernos del desembarco de nuestra Khaleesi en Desembarco del Rey.

Pues bien, más allá de la perplejidad que me produjo reconocer que los dothraki son tan buenos marineros ¿acaso no viste como iban de popa a proa con amarres e izaban velas sin pestañear?─, me muero por saber en cuánto tiempo llegarán.


¿Y esas miradas?
Dejando a un lado mi inútil y exagerado asombro, en esta entrada continuaremos con el tema de los viajes y su duración en narraciones inspiradas en la edad media. Ya hablamos de cómo medir el tiempo en un mapa de nuestra invención y de el tiempo que duraba un viaje por tierra. Ahora es el turno de el tiempo de los viajes por agua.

Sé que más de uno estará diciendo:

─Vaya, Piper. Si que sabes liarte con eso de los mapas y el tiempo ─Esperará a que cargue la página─, arruinas la fantasía, men

Puede que sea verdad, men, pero algunos escritores bastante consagrados a la perfección y la plausibilidad de sus relatos gustan de documentarse y evitar saltos o situaciones que pongan en duda la lógica literaria. Además, men, (qué tal mi jerga callejera), me encanta complicarme la vida con estos espinosos temas.

No siendo más, nos embarcamos en este viaje sin fin. Lo de sin fin no es literal ¿listo? 

¡Popeye el marino soy!

Si habíamos dicho que viajar por tierra en la edad media era una aventura, navegar durante esta época era una aventura extrema. 

Desde siempre el ser humano ha sostenido un respeto reverencial y casi místico hacia esta gran masa de agua, pero por cuestiones comerciales y de comunicación con el tiempo fue perfeccionando las artes marítimas hasta el punto de convertirse en una necesidad y un estilo de vida.


No faltaba el viajecito con pescado monstruoso incluido
A través del mar provenían la riqueza y el alimento, pero también llegaban los piratas y los naufragios. De manera jocosa es recomendable que bautices a las embarcaciones de tus relatos con nombres de santos protectores, ninfas milagrosas o las deidades en que crean tus personajes, al fin y al cabo así lo hacían en el pasado. Aunque, si no te llama la atención la religiosidad ni la superstición, los barcos también suelen llevar nombres de mujeres.

Bien, tras superar el lío del nombre de tu embarcación (un buen nombre dotará ese viejo navío de personalidad) lo siguiente es hablar de dos elementos esenciales para la navegación. El astrolabio y la brújula. 

Anuncio: la información sobre el uso del astrolabio y la brújula quizás sea del gusto de los escritores que deseen centrar sus historias en el mar, al mejor estilo de El viejo y el mar o Moby Dick. Un poco más abajo ya hablo de las características de los viajes en sí.

1. Astrolabio

Todo capitán que se aprecie debe ser experto en manejar el astrolabio.


Este artilugio astronómico se usaba para medir el tiempo a través de la posición del sol y la latitud geográfica a partir de las estrellas.

Quizás durante la obra no te vas a poner a detallar cómo los personajes usan el astrolabio pero incluirlo en la descripción de la cabina o en los incisos durante alguna conversación ayudarán a dar mayor ambiente marítimo.

2. Brújula

Este instrumento, de uso más popular, sirve para determinar cualquier dirección de la superficie terrestre por medio de una aguja imantada que siempre marca los polos magnéticos Norte-sur.


La aguja de la brújula tiene dos partes, una roja y otra negra o blanca. La parte roja siempre apunta al Norte magnético de la tierra, que es distinto por cada zona de la tierra y diferente al Norte de la tierra, que se encuentra al Polo Norte.

No vayas a cometer el error de usar la brújula en los Polos, pues allí se anula su funcionalidad.


3. Uso de animales domésticos

Sí. Tal como hizo Noé en la Biblia. 

Existe documentación que habla acerca de la presencia de algunos animales a bordo de las embarcaciones y su uso en la navegación.

Monos: como auxiliares del navegante, pueden ser amaestrados y usados para alcanzar zonas difíciles de los barcos. 

Pájaros: el procedimiento más primitivo de seguridad que se conoce en el mar. Se usaban en primer lugar cuando las condiciones climáticas ocultaban las estrellas y el sol. Eran buscadores de tierra, buscadores de costa.


Ahora que tienes tu astrolabio y tu brújula... a cazar pokemones agua
A continuación hablaremos de algunas generalidades y pasaremos a los tiempos y sus mediciones en el mar.

El viaje por mar

En vez de adentrarse al mar, las embarcaciones preferían la navegación de cabo a cabo sin perder de vista la costa. Esta era una manera útil de refugiarse en los puertos en caso de mal tiempo. No envíes a tus personajes a navegar en invierno, a no ser que estés narrando La tormenta perfecta.

Cuando el viaje obliga a que el barco de tus personajes se adentre en altamar no sería un viaje muy interesante si ocurriera lo contrario─, es hora de introducir la climatología adversa. Unas cuantas tempestades bien descritas, además de aumentar la tensión de las historias, retrasaría el ritmo de navegación y por ende el viaje. No tengas miedo, que llueva hasta que se encoja la ropa. Y si eres de los que adoran los giros en la trama, qué tal un naufragio... ¿ah? Ahora si vale la pena narrar el viaje en barco ¿Verdad?

Sin embargo, el principal peligro de la navegación no es la tormenta. ¡Son los piratas y los corsarios! 

La guerra de corso era una forma de combate naval llevado a cabo por particulares, que llamaremos corsarios, los cuales recibían una autorización del Estado para hostigar y capturar naves enemigas. 

En cuanto a los piratas, el ejemplo más cercano es el de los vikingos, que invito a usar sin importar que George R.R. Martín se nos haya adelantado con la Casa Greyjoy. Solo ten en cuenta lo siguiente:

No quiero decir que esté mal, pero ya es un concepto demasiado trillado el pirata que lleva un desgraciado loro en el hombro y ha perdido su ojo. Déjaselo al disfraz de tu hijo, por favor. 

Lo único que este tropo mantiene es su definición de antihéroe: cruel, saqueador por excelencia y pícaro, muy pícaro. Para mi desgracia, hoy en día, con la moda de mezclar el romanticismo con los demás géneros, nuestros piratas se volvieron rebeldes sin causa, de una pulcritud de envidiar y una apariencia que haría sonrojar a Orlando Bloom.

La tripulación de los barcos y la jerga marina 

Ambientar a un personaje cuya vida gira entorno al mar es bastante sencillo, pues como en el mundo real, todos son diferentes. A pesar de esto no podemos negar que la procedencia, el lugar, la educación y el ambiente, crean la voz para cada personaje, y los marineros vaya que poseen su propia voz.

En Internet se pueden encontrar cientos de enlaces con este vocabulario, perfecto para idear el parlamento de nuestros marineros. Pero aclaro que no es recomendable llenar tus párrafos con este tipo de palabras o tus lectores se perderán y quizás no lo vean interesante.

El viaje por río

La velocidad de estas aguas varía a lo largo de su cauce y depende de factores como la profundidad, las irregularidades de los márgenes y del fondo entre otros. Por ejemplo, el río Amazonas, el más caudaloso del río, en algunos tramos avanza a una velocidad de 5 mts/segundo, mientras que en otros a 7 kms/hora. Lo mismo sucede con el río Misisipi (el que vemos abajo junto a Sawyer y Finn), mientras que en su cabecera fluye a 1.9 kms/h, en otras secciones alcanza los 4.8 km/h.

Estos datos nos dan una idea general, pero la situación podía cambiar: las crecidas y bajadas de los ríos, las heladas invernales, los bancos de arena, los peajes, etc,.

Ah, tiempos aquellos
Navegar con la corriente a favor. Se podía viajar rápido, pudiendo lograr entre 100 y 150 kms/día.

Navegar con la corriente en contra. Era muy lento, había que remar, empujar clavando largas varas en el fondo y usar algo que no se ve mucho en la literatura o en el cine: el atoaje o remolque, usando caballos, mulas o bueyes. Se lograban escasos 15 y 20 kms/día.

Es bastante normal que en algún momento los personajes viajen de un sitio a otro por río. Si el viaje es demasiado largo, puedes tener en cuenta la información que te doy u omitirla y centrarte en otros aspectos como los diálogos.

En el siguiente mapa mediremos un recorrido que se encuentra en algunos textos, el viaje en río desde Lyon hasta Avignon.



Entre estas distancias, navegando con la corriente a favor, se podía hacer el viaje en 24 horas; en sentido contrario a la corriente se podía durar hasta un mes. 

Así que, amigo escritor, la demora está en tus manos ¿A favor o en contra de la corriente?

Tipos de transporte acuático

Podría explayarme pero pondré los más básicos y de ellos podrás extraer ideas para tus propias barcazas. 

Braceo: aunque no es un medio de transporte, en cualquier momento nuestro personaje deberá nadar a brazo limpio.

Velocidad: la velocidad máxima de natación en humanos es de 2 metros por segundo o aprox. 4,5 kilómetros por hora. Aunque la fatiga y la falta de experiencia son nuestro mayor problema.

La balsa: una embarcación pequeña, de forma predominantemente plana, hecha con caña, maderos o tablas unidas unas a otras. 

Velocidad: las balsas manejan la velocidad con que las transportan las aguas de los ríos. Eran bastante frágiles.

La canoa: es un bote pequeño que se mueve por medio de remos. 

Velocidad: una persona remando sola viajaría, sin prisa pero sin pausa, aproximadamente a 2.49 millas por hora. Ah, sin ninguna condición climática, solo el flujo del río (Cálculo empírico).

La galera: es un barco impulsado por la fuerza de los remos y en ocasiones por el viento gracias a sus velas. Los remeros por lo general eran esclavos o prisioneros. 

Velocidad: debemos distinguir dos tipos de velocidades, a vela y a remo.

A vela unos 10 nudos con viento favorable, lográndose los 12 nudos.

A remo se estima que la velocidad máxima sería de 6 nudos.

La carabela: embarcación a vela ligera, alta y larga.

Velocidad: unos 8 nudos, aunque La Pinta, una de las carabelas de Cristóbal Colón, alcanzó los 12 nudos. 



La velocidad de viaje fluvial 

Finalmente hemos llegado al tema que algunos esperaban, la medición de la velocidad de viaje por agua.

Los valores son fijos.

1 nudo = 1 milla náutica/hora.
1 milla náutica = 1852 metros.
1 nudo = 1852 metros/hora.
1 nudo = 1,855 kilómetros


Sí, niñas sobreactuada, otra vez cálculos 

Remando río abajo: si tu personaje viaja a canoa, por un río con corriente a favor, y si desde su puerto de origen hasta el de llegada hay 6762 kilómetros... ¿Cuánto tardaría?

A canoa se viajaría aprox. a 2,49 millas por hora.

Si una milla náutica equivale a 1852 metros, haremos una regla de tres.

1 milla náutica         1852 metros
2,49 millas                  X

 Y nos daría 4611 metros por hora o 4,6 kilómetros por hora.

Omitiendo el cansancio de remar sin parar, las paradas en los puertos, los vientos, la disminución de la corriente, etc, y teniendo en cuenta que son 6762 kilómetros...

4,6 kilómetros        1 hora
6762 kilómetros        X

Nuestro super remero duraría 1472 horas navegando en canoa, que, usando el conversor de Internet, corresponde a 61 días.

Atravesando ríos: tu personaje debe cruzar un río pero no hay puente, tan solo un barquero, que tras sacarle unas monedillas de oro, lo cruza hasta el otro lado. Ancho del río, 10 km.

Se me olvidaba, además al otro lado del río van a decapitar a su padre, por lo que debe darse prisa.

Recordemos de nuevo, a remo se navega casi a 4,6 kilómetros por hora.

4,6 km      1 hora
10 km         X

Nuestro valiente hijo tardaría un poco más de dos horas en cruzar el río, tiempo suficiente para que su padre sea decapitado y los cuervos devoren sus ojos.

Cruzando mares: desde Cadiz, en España, hasta Las Bahamas hay una distancia de 6895 km. Si una carabela avanza a un promedio de 130 km por día, ¿Cuánto tardaría Cristóbal Colón en su primer viaje de descubrimiento de América?

130 km        1 día
6895 km       X

Omitimos complicaciones como los vientos en contra, las tormentas, el encallamiento de La Santa María y el daño en el timón de La Pinta... 53 días, casi 2 meses.

¡En realidad duró entre 7 meses!

Listo, finalmente he terminado y dado respuesta a la pregunta inicial... ¿Cuál fue la pregunta que desencadenó todo este infierno? 

Ah, ya recuerdo:

Y una pregunta concreta que aconsejas para determinar el tiempo de viaje en un mapa bastante grande (teniendo en cuenta que es medieval, solo hay caballos carruajes, barcos).

Puede que quienes hayan seguido las tres entradas piensen que se ha perdido el tiempo y que fantasía y lógica no se mezclan, pero traigo a colación a Tolkien, quien pensaba que para que la fantasía funcione, debe adherirse a unos principios de tiempo-espacio creíbles.

No siendo más que las letras y los libros os ahoguen, yo me voy a dormir. Si algún marinero experto o matemático ve que he hecho mal los cálculos, por favor no me humilles en público. También tengo sentimientos. Un privado ayudaría mucho. 

Ah, y los que todavía están esperando que hable sobre dragones, será en otra ocasión.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Web Statistics