¿Qué es un personaje Bueno Caótico?

Continuando con el estudio sobre los diferentes alineamientos a los que puede pertenecer un personaje en una historia, damos paso al tercer tipo: El Bueno Caótico.

Si bien los que ya han leído las entradas anteriores saben que con este terminamos el grupo de los personajes Buenos, que empezó con el Bueno Legal: Eddar Stark, continuó con el Bueno Neutral: Jon Nieve y termina con el Bueno Caótico. Resultado del cruce entre el eje ético y moral, del cual hablé en la primera entrada.

¿Por qué decidí usar personajes de la novela de George R. R. Martín como patrones a seguir? Por la sencilla razón de que no hay novela en la que se trate tan a fondo estas cuestiones filosóficas, donde los personajes se balancean constantemente entre diferentes bandos, siendo "malos" o "buenos" según sus acciones.

El turno de hoy es para los rebeldes Buenos Caóticos, esos espíritus libres que creen en hacer el bien por sus propias formas.


Empiezo por subir la imagen de V de Veganza porque la mayoría de las personas la reconocen y la relacionan con rebelión, más por la película que por la historieta, pero nos sirve como ejemplo fugaz.

Otro personaje identificado con el Bueno Caótico es Robin Hood, quien le robaba a los ricos para darle a los pobres.

Si deseamos introducir este tipo de personajes en la trama debemos tener claro que la mayoría de ellos no tienen problemas en pasar por encima de las leyes (cosa que hacen a menudo), y se oponen a ellas por alcanzar un buen objetivo. Incluso podemos ser más radicales, describiendo su comportamiento como el de un anarquista total, que se opone al "orden" y a las altas esferas del poder.

En sí un Bueno Caótico se puede definir de varias maneras:

Los que prefieren la libertad antes que la bondad: ellos desean hacer el bien, por supuesto, pero no sacrificarán la libertad por ello, aunque en algún momento el autor puede llevarlos a sacrificarse por el bien. Pocas veces serán catalogados héroes.

Los que prefieren la bondad antes que la libertad: sienten que es una responsabilidad hacer el bien por encima de la libertad, que sería para ellos algo secundario. Se debe tener cuidado con este tipo de personajes, por el hecho de no llegar a convertirlo en un extremista bien intencionado.

El bueno caótico es el personaje perfecto al momento de involucrarlo en derrocar y oponerse a regímenes corruptos.

En Juego de Tronos el modelo que podemos seguir es el de la Hermandad sin Estandartes.

Imagen extraída de megapost-las-facciones-de-poniente-y-essos/

La Hermandad empezó como un grupo de nobles y caballeros bajo el mando de Eddar Stark, quienes fueron enviados a dar caza a un forajido: Gregor Clegane o La Montaña, como se le conoce. Partieron bajo una causa honorable, la justicia del rey. 

Como pueden ver, encontramos gente buena que se une por una causa honorable, atrapar a un bandido, siendo la justicia la razón más común de su actuar.

Tras la muerte del Rey Robert, el grupo que en su momento cazaba se convirtió en presa al subir Joffrey al poder y pasaron a ser ellos los forajidos

Es comprensible que las obras del Bueno Caótico sean vistas como ilegales para el gobierno de turno.

Aunque pensaron rendirse, Beric Dondarrion (el líder) los instó a continuar luchando con nobleza en el nombre del Rey Robert y proteger al pueblo de cualquier amenaza, con benevolencia.

Usaban métodos rectos, tratando con dignidad a sus prisioneros y dándoles la oportunidad de un juicio, por lo que se ganaron el apoyo del pueblo. Aunque desde el punto de vista de la corona no eran más que rebeldes a los que debían atrapar.

Así es el personaje Bueno Caótico (que no debe ser grupo), actuando según su conciencia, con generosidad, siempre a favor de los oprimidos.

En sí no es complicado crear e introducirlo en una historia, pero nombraré algunos arquetipos de la literatura, el cine y la televisión para redondear la idea sobre este alineamiento.

Los gemelos Weasley, de Harry Potter. Han Solo y Chewbacca de Star Wars. El Sombrerero Loco de Alicia en el País de las Maravillas.

En resumen: si tu personaje es un rebelde que se opone a las leyes y pelea por el bien de los oprimidos, que le roba a los ricos por darle a los pobres y que respira benevolencia y generosidad por los poros, tienes a un Bueno Caótico.

Con este alineamiento terminamos el grupo de los Buenos  (Bueno Legal, Bueno Neutral y Bueno Caótico) y empezamos con los Neutrales, de quienes empezaré a hablar en la próxima entrada con el Neutral Bueno.


¿Qué les ha parecido esta entrega? 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Web Statistics